INTERNACIONAL

Israel sanciona a la ONU con un recorte de un millón de dólares por una resolución crítica

El texto de la Unesco condena la ocupación israelí de Jerusalén Este, desde 1967, y el impacto del bloqueo sobre Gaza, que cumple una década.

03/05/2017 14:10 CEST | Actualizado 03/05/2017 14:10 CEST
Menahem Kahana / EFE
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, presidiendo hoy el Consejo de Ministros en Jerusalén.
Israel recortará en un millón de dólares los fondos que aporta a la ONU en respuesta a la resolución aprobada ayer por la Unesco que censura su actividad como "potencia ocupante" en Jerusalén Este y Gaza.

Así lo notificó el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al director general del Ministerio de Asuntos Exteriores, Yuval Rotem, al asegurar que Israel "no se quedará de brazos cruzados mientras la organización niega nuestra su soberanía en Jerusalén", informó un comunicado oficial. En la nota, que recogía las palabras del jefe de Gobierno durante la reunión semanal con su gabinete, Netanyahu se mostró agradecido con los países que votaron en contra de la resolución, en especial con Italia.

"Fue el primer país europeo que anunció que se opondría a la decisión, como también hizo Grecia, Gran Bretaña, Alemania, Lituania y los Países Bajos", y extendió su reconocimiento a Ucrania, Paraguay y Togo, los diez estados que se opusieron.

En total, 23 países se abstuvieron y veintidós apoyaron el texto de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que condena las actividades de Israel en Jerusalén Este, ocupada desde 1967 y reclamada por los palestinos como capital de su Estado, y el impacto del bloqueo que el país impone sobre la Franja de Gaza desde hace diez años.

La organización lamentó "el rechazo de las autoridades de la ocupación a cesar sus persistentes excavaciones, túneles, obras y proyectos en Jerusalén Este, y en particular dentro y fuera de la Ciudad Vieja", sobre la que destacó su importancia para las tres principales religiones monoteístas.

Y reprobó "el continuo cierre por parte de Israel de la Franja de Gaza que afecta negativamente el libre movimiento de personas, estudiantes y ayuda humanitaria", y reclamó que "se suavice este cierre".

Netanyahu valoró, sin embargo, que cada vez hay más países que se oponen a este tipo de decisiones, que insistió hoy en calificar de "absurda" como ya hizo ayer, al igual que el presidente israelí, Reuvén Rivlin, tras conocer el resultado de la votación.

SUECIA, LA EXCEPCIÓN EUROPEA

También hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí amonestó a Carl Magnus Nesser, el embajador en Israel de Suecia y que fue "el único país europeo que votó en contra", apuntó un comunicado en el que el organismo mostró su "decepción" por esta decisión.

Por su parte, el departamento palestino de Exteriores dio la bienvenida a la resolución y valoró que la UNESCO "reafirma la crucial importancia de Jerusalén como patrimonio mundial y la necesidad de confrontar los peligros que suponen las prácticas ilegales de Israel, la potencia ocupante, en la ciudad y en otros lugares".

Es la tercera vez en los últimos meses que Netanyahu ordena recortar la financiación a organismos y agencias de la ONU en represalia por varias resoluciones críticas con Israel probadas por el Consejo de Derechos Humanos y el Consejo de Seguridad, que condenó los asentamientos.

El primer recorte fue de seis millones de dólares sobre los once que aportaba en 2016 y el segundo de dos.

DENUNCIA DE HRW CONTRA HAMÁS

Por su parte, la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch criticó al movimiento islamista Hamás por mantener supuestamente en cautiverio a dos israelíes con discapacidad mental que entraron en Gaza.

"Dos hombres israelíes con graves problemas de salud mental que cruzaron desde Israel a la Franja de manera separada en 2014 y 2015 han sido, aparentemente, retenidos por el brazo armado de Hamás", denunció la organización en un comunicado. Se trata de Avera Mangistu, de origen etíope, y Hisham al Sayed, beduino con nacionalidad israelí, que entraron en el enclave sin autorización y de los que no se ha vuelto a saber nada, apunta HRW.

Hamás gobierna de facto el enclave costero desde que tomó el poder en 2007, cuando Israel impuso un bloqueo por el que controla la entrada y salida de bienes y personas al territorio.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

A principios de 2017, los medios locales apuntaban que los islamistas e Israel trataban de llegar a un acuerdo para firmar un canje de prisioneros que incluiría a dos soldados israelíes muertos en el conflicto de envergadura entre ambas partes en julio y agosto de 2014, y a dos civiles: Mangistu y Al Sayed. Los familiares del primero llevan años pidiendo su liberación, pero el intercambio no se produjo.

"Las autoridades de Hamás han reconocido de manera indirecta en los medios que tienen a los dos hombres, pero dicen que no divulgarán información sobre ellos -ni siquiera confirmarán su arresto- hasta que Israel libere a varios de sus miembros", señaló HRW.

La organización también desmintió, de acuerdo a sus investigaciones, que los desaparecidos fueran militares israelíes en el momento en que entraron en la Franja, como señalan las autoridades islámicas.

"El rechazo de Hamás a confirmar la aparente detención prolongada de hombres con problemas de salud mental y sin conexiones con las hostilidades es cruel e indefendible", rechazó la directora regional de HRW, Sarah Leah Whitson, al afirmar que ningún agravio u objetivo "pueden justificar el retener a gente incomunicada y comercializar con su destino".

Según registró una cámara de seguridad, Mangistu, de 30 años, traspasó la verja metálica que separa en algunas partes Israel de Gaza el 7 de septiembre de 2014, según pudo saber HRW. Fuentes israelíes dieron pruebas de que Al Sayed, de 29 años, pasó caminando al enclave costero el 20 de abril de 2015.

HRW también comentó el caso de un tercer ciudadano israelí de 19 años, Jumaa Abu Ghanima, que según su familia entró en el enclave en julio de 2016 mientras pastoreaba cerca de la valla de separación, aunque la organización no pudo obtener información sobre su paradero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La OLP denuncia un proyecto israelí para construir 10.000 casas en Jerusalen Este

- Israel aprueba la construcción de su primera colonia en Cisjordania en 20 años

- Más de mil palestinos encarcelados por Israel empiezan una huelga de hambre

- Día de la Tierra Palestina: ¿Pero de qué tierra estamos hablando?

OFRECIDO POR NISSAN