INTERNACIONAL

El Departamento de Estado promociona el libro de Ivanka Trump en otro escándalo ético

Parece que no entienden que no se pueden mezclar negocios familiares con asuntos públicos.

05/05/2017 11:37 CEST | Actualizado 05/05/2017 11:38 CEST
Philip Ramey/Corbis via Getty Images

Una oficina del Departamento de Estado de Estados Unidos retuiteó este miércoles un post de Ivanka Trump en el que promocionaba su nuevo libro, con lo que probablemente violaría un reglamento federal que prohíbe el uso de un cargo público para beneficio privado.

Un empleado del Gobierno federal "no debe usar su cargo público para su propio beneficio privado, para la promoción de ningún producto, servicio o empresa, o para beneficio de amigos, familiares o personas con las que el empleado esté asociado de un modo no gubernamental", según el Código de Regulaciones Federales (5 CFR 2635.702).

Ivanka Trump, que asumió el cargo de consejera especial de la Casa Blanca, ya canceló su tour promocional el mes pasado para evitar romper las reglas éticas sobre la autopromoción.

"En una profusión de cautela y para evitar dar la impresión de que uso mi puesto oficial para promocionar el libro, no publicitaré el libro en una gira promocional ni en apariciones en los medios", anunció en Facebook la hija del presidente.

Trump sí que ha usado su cuenta personal de Twitter para promocionar el libro, Women Who Work [Mujeres que trabajan], después de consultarlo supuestamente con la Oficina de Ética Gubernamental. Pero ese consejo no se aplicaría a @GenderAtState, la cuenta oficial llevada por la Oficina para Asuntos Internacionales sobre la Mujer, del Departamento de Estado.

Laura Bassett

La publicación Voice of America, una web de noticias fundada por el Gobierno de Estados Unidos, también sorprendió bastante este miércoles al publicar un artículo en su web y en Twitter titulado "In New Book, Ivanka Trump Gets Serious About Women at Work" [En su nuevo libro, Ivanka Trump se toma en serio el tema de las mujeres en el trabajo].

Esta no es la primera vez que acusan a la Administración Trump de una autopromoción indebida. La Oficina de Ética Gubernamental ya llamó la atención a la Casa Blanca en marzo por negarse a sancionar a la consejera presidencial Kellyanne Conway después de que promocionara una línea de ropa de Ivanka Trump. En abril, el Departamento de Estado tuvo que borrar un post que aparentemente promocionaba Mar-a-Lago, el club privado de Donald Trump en Palm Beach, Florida.

"Esta Administración, quizá porque nunca hayan estado en un Gobierno antes, quizá porque el equipo de transición de Trump decidiera no prestar atención a las instrucciones éticas sobre la promoción de productos y servicios, ha ido cometiendo un fallo tras otro", afirma Alex Howard, director adjunto de la Sunlight Foundation (y ex periodista del HuffPost).

"El hecho de que se mezclen de esta forma los negocios familiares del presidente y los asuntos públicos es algo nuevo; este tipo de confusión tan turbia supone un momento histórico", añade Howard. "Es inevitable que se cometan algunos errores, especialmente cuando parece que las consecuencias para la gente de las más altas esferas del Gobierno son bastante nimias".

Por el momento, el portavoz del Departamento de Estado no ha respondido a las preguntas del HuffPost.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El momento más incómodo de Ivanka Trump con Angela Merkel y Christine Lagarde

El caso de Ivanka Trump y el cambiante color de sus ojos

Ivanka Trump publica un libro de autoayuda para mujeres trabajadoras

Ivanka Trump

OFRECIDO POR NISSAN