POLÍTICA

Sánchez se viene arriba: "Se equivocaron quienes pensaban ganar antes de que los militantes votaran"

La candidatura de Sánchez ha entregado 57.369 avales, solo 5.213 menos de los 62.617 presentados por Susana Díaz.

05/05/2017 08:18 CEST | Actualizado 05/05/2017 08:30 CEST
EFE

El precandidato a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez ha advertido en la noche del jueves, una vez conocidos los avales presentados por los diferentes aspirantes, que "se equivocaron quienes pensaban ganar" las primarias "antes de que los militantes votaran".

La candidatura de Sánchez ha entregado 57.369 avales, solo 5.213 menos de los 62.617 presentados por Susana Díaz y 16.000 más de los que él mismo consiguió en las primarias de 2014. Patxi López, el tercer aspirante, ha entregado 12.000.

En un acto público celebrado esta noche en Jerez, Sánchez ha aludido a la "sorpresa" que para "algunos" han supuesto las cifras de avales, expresando su convencimiento de poder "lograr" el objetivo de recuperar la Secretaría General.

Para ello, ha pedido a sus seguidores la "máxima movilización" de cara a la cita del 21 de mayo, reclamando el voto para que el PSOE "vuelva a la senda que nunca se debió perder, la de la coherencia", en clara alusión a la decisión de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

A este respecto, ha reivindicado su oposición frontal a aquella investidura, asegurando tener "muchas ganas de votar" el próximo 21 de mayo "para que sea la última vez que un secretario general tiene que dimitir por cumplir con la palabra dada".

DIRECCIÓN PARITARIA

Tras la presentación de los avales y "ahora que se va a oficializar" su candidatura, Pedro Sánchez se ha comprometido a dotar al PSOE de "una dirección paritaria y tan a la izquierda como sean sus militantes".

En este sentido, ha advertido de la necesidad de reflexionar sobre "qué significa ser socialista en el siglo XXI", ya que a su juicio el socialismo de hoy "no tiene nada que ver con el de hace 35 años".

Así, Sánchez ha expresado su convencimiento de que los históricos líderes del PSOE que apoyan la candidatura de Susana Díaz "estarían hoy aquí defendido un PSOE coherente si tuvieran 35 años menos".

El candidato a la Secretaría General cree igualmente que estamos asistiendo "al nacimiento de un nuevo PSOE" que dejará atrás "a aquél en el que cuatro o cinco decidían por toda la militancia".

Sánchez ha abogado por una organización "que defienda siempre al feminismo" y ha acusado veladamente a Díaz de apropiarse de este concepto en este proceso de primarias.

CRÍTICAS A DÍAZ

También ha criticado uno de los lemas defendidos por su rival -"100 % PSOE"-, preguntándose si acaso eso significa que su candidatura es "75% PSOE" cuando, a su juicio, "lo que es 0% PSOE es abstenerse ante el PP".

Ahora, lo que Pedro Sánchez pretende es "rescatar al PSOE" de esa abstención, que a su juicio "abrió la puerta al sorpasso".

El candidato ha recordado además que no fue presidente del Gobierno porque puso unas "condiciones" que Pablo Iglesias "no aceptó", y ha criticado que "otros" facilitaran "gratis" el Gobierno a Mariano Rajoy.

Pedro Sánchez quiere "un partido a la izquierda" y "del siglo XXI" frente a quienes "no han entendido el cambio político que se está produciendo en nuestro país".

Ese PSOE defenderá cuestiones tales como "la laicidad" o la "memoria histórica", abrirá debates "sobre la ley de muerte digna o la eutanasia", derogará la reforma laboral y trabajará a favor de una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Sánchez ha aludido finalmente a la moción de censura promovida por Podemos, criticando a Pablo Iglesias por haberse "equivocado de adversario" cuando hace apenas un año votó en contra de su investidura como presidente del Gobierno.

NO ENTREGAR EL PSOE

Por su parte, la precandidata a las primarias del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha expresado en un acto en León su satisfacción por los más de 63.000 avales que ha logrado, de manera que ha confiado en contar el día 21 con la "confianza mayoritaria", y ha garantizado que si es secretaria general, no va a dejar que su partido se "entregue a nadie, que se disfrace de lo que no es ni nadie le diga lo que tiene que hacer".

Susana Díaz, que ha querido dejar claro que no se va a "callar nunca en la defensa de la dignidad" de los socialistas, ha calificado de "grave" que algunos pretendan interferir en la voluntad libre de los socialistas.

En este sentido, ha lanzado un mensaje al líder de Podemos, Pablo Iglesias: "la voluntad de los socialistas es libre y la decidimos nosotros y no vamos a permitir que nadie le diga a los socialistas lo que tenemos que hacer.

Susana Díaz ha iniciado su intervención dando las gracias a los más de 63.500 militantes del PSOE en toda España, más de un tercio de la militancia, que la han avalado, batiendo el récord "en las primarias en muchísimo tiempo".

Tras apuntar que dentro de unas horas será ya candidata para aspirar a ser la primera secretaria general del PSOE, ha indicado que afronta este proceso con ese honor y con responsabilidad, después de la confianza que le han prestado miles de compañeros a través de su aval. Ha indicado que ella va a tener siempre el comportamiento de una buena socialista y será leal a los valores de este partido desde hace 140 años.

"Lo tengo que dar todo y me tengo que entregar", ha sentenciado Susana Díaz, apuntando que el reto que hay por delante es "levantar el PSOE para volver a levantar España".

(Pincha en la imagen para acceder al vídeo de Esther Palomera 'Pedro Sánchez: el renacido')

EL HUFF

PROCESO DE VERIFICACIÓN

Estas declaraciones llegaron antes de conocerse que el PSOE ha acordado interrumpir de madrugada el proceso de verificación de los avales y reanudarlo a las 9.30 de la mañana, dada la lentitud y complejidad del procedimiento, han informado fuentes de la gestora.

Según el acuerdo al que han llegado por unanimidad el comité organizador del 39 congreso del PSOE, las tres candidaturas y la Comisión Federal de Ética y Garantías esta madrugada se acabará de "escanear toda la documentación y grabar todos los datos" para por la mañana comenzar el trabajo de "verificación", es decir, de "cruzar todos los datos obtenidos de los avales con el censo" de militantes.

Desde la gestora explican que el proceso transcurre "muy lento", debido a su "complejidad", pero que se está desarrollando dentro de la "normalidad".

A medida que ha ido transcurriendo el recuento, la idea de los 'susanistas' de que Sánchez habría "inflado" su número de avales se ha ido desvaneciendo y por el momento nada permite "aventurar" que haya sido así, admite la gestora.

En Ferraz explicaban esta noche que la demora en la verificación de firmas se debe a que "se trata de un proceso muy garantista, lo que unido a que la cantidad de avales presentados es el doble de lo previsto" ha ralentizado enormemente los trabajos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La realidad cruza la cara al 'susanismo'

- Radiografía de los avales: Un PSOE totalmente fracturado en el que se peleará voto a voto

- Pedro Sánchez, 'el renacido'

- Díaz logra el respaldo de un tercio del PSOE pero Sánchez da la sorpresa quedándose a 5.000 avales

OFRECIDO POR NISSAN