NOTICIAS

Este proyecto quiere recuperar la riqueza ambiental de Formentera

Save Posidonia Project invita a los ciudadanos a ayudar en la conservación de esta planta marina.

19/05/2017 15:16 CEST | Actualizado 19/05/2017 15:17 CEST
UIG via Getty Images

Esta pequeña isla del Mediterráneo es uno de los destinos turísticos estrella del verano. A Formentera le han bastado 84 kilómetros cuadrados de arena blanca y aguas cristalinas para atraer a miles de visitantes cada año. Esta popularidad tiene sin embargo un efecto secundario que está destrozando uno de los tesoros más valiosos de la costa de la isla: la Posidonia (Posidonia oceanica).

Puede que nunca hayas escuchado hablar de ella, pero la Posidonia es una planta marina que crece en el Mediterráneo y que da lugar a unas praderas entre la superficie y los cuarenta metros de profundidad. Esta planta es la responsable de dar ese color verde tan característico de las aguas de Baleares. La pradera que se extiende entre Ibiza y Formentera y que conforma el Parque Natural ses Salines fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Pese a su imprescindible valor para mantener el ecosistema de las costas en las que crece, la Posidonia lleva años desprotegida en la costa balear, y los cientos de yates que fondean en sus aguas cada verano están arrasando las zonas pobladas por esta planta. Si a esto le sumamos el cambio climático, los vertidos o las prácticas pesqueras indiscriminadas, la situación se agrava todavía más.

Con el objetivo de intentar protegerla, surge la iniciativa Save Posidonia Project, puesta en marcha por el Consell de Formentera y que invita a los ciudadanos a colaborar para concienciar y ayudar a su conservación.

Desde la organización han puesto en marcha la posibilidad de apadrinar Posidonia para recaudar fondos que se destinarán a su protección. Desde que el proyecto se presentara en Fitur 2017 llevan ya más de 17.500 m2 apadrinados, unas cifras muy positivas pero que quedan muy lejos de las 7.650 hectáreas de Posidonia que se encuentran en las aguas de Formentera. De ahí la necesidad no solo de actuar, sino también de concienciar a las generaciones futuras impulsando un turismo sostenible que respete el medioambiente.

Defender las praderas de esta valiosa planta no es solo una cuestión estética o de riqueza ambiental: también es indispensable para mantener el ecosistema de la zona. Esta especie endémica juega un papel fundamental a la hora de mantener las playas de arena blanca de Formentera tal y como las conocemos, evitando los efectos de la erosión de las olas. La pérdida de arena provocaría una destrucción del hábitat en el que viven más de 1.000 especies de animales marinos y más de 400 de plantas marinas.

WIKIMEDIA COMMONS

Para conseguir que el mensaje llegue al mayor número de personas posible, durante el mes de octubre se organizará el Festival Save Posidonia. El evento contará con actividades medioambientales, deportivas y culturales y, además, servirá como foro para debatir sobre proyectos e innovaciones que promuevan el turismo sostenible y la protección del medioambiente. Un esfuerzo por involucrar a todos los agentes posibles y evitar que el daño sea irreversible.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Diez razones para amar Formentera

- Estos destinos sostenibles te empujarán a hacer las maletas (y no tendrás que salir de España)

- Educación Ambiental: "Estamos en una crisis ambiental global"

Electrify the World es una iniciativa de Nissan. Como pionera en vehículos eléctricos, Nissan cree en la necesidad de actuar ahora para un futuro más sostenible. Descubre más sobre estilos de vida inteligente y sostenibilidad.