INTERNACIONAL

Donald Trump intenta agarrar de la mano a Melania y ella le responde con este gesto

La primera dama se ha marcado un "contigo no, bicho" en toda regla.

22/05/2017 18:02 CEST | Actualizado 22/05/2017 20:11 CEST
YOUTUBE

Hay una cosa que empieza a quedar clara de la primera dama estadounidense, Melania Trump: que tiene las cosas claras y que está atenta de cada detalle. Ya lo demostró cuando le dio un codazo a su marido para que se pusiera la mano derecha en el corazón durante el himno nacional y este lunes ha vuelto a tener un gesto que ha dado la vuelta al mundo.

En esta ocasión ha sucedido cuando la pareja presidencial acababa de aterrizar en Jerusalén, segunda parada de su gira internacional. Se acaban de bajar del Air Force One en Jerusalén cuando las cámaras han captado el preciso instante en el que Trump le ofrece su mano a Melania para ir andando juntos, pero ella se la rechaza con una palmada (bastante brusca). El gesto no ha pasado desapercibido.

La visita de los Trump está dejando imágenes para la historia. Donald Trump ha visitado este lunes por la tarde el Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén, convirtiéndose en el primer presidente estadounidense en ejercicio que acude a este lugar sagrado del judaísmo.

Trump posó su mano en el Muro y, siguiendo la tradición, colocó un trozo de papel entre las piedras. Los fieles suelen escribir oraciones o votos en los mensajes que dejan en ese lugar.

El 45º presidente de Estados Unidos escribió luego unas palabras en un gran libro destinado a ese fin.

Ningún responsable israelí lo acompañó en su visita al Muro. Su presencia habría podido ser interpretada como un reconocimiento por Estados Unidos de la soberanía de Israel en este lugar, y Washington piensa que el estatuto diplomático de Jerusalén aún tiene que negociarse.

El Muro de los Lamentos se encuentra en Jerusalén este, la parte palestina de la ciudad santa ocupada por Israel en 1967 y anexionada en 1980.

Israel considera Jerusalén como su capital "indivisible", mientras que los palestinos quieren convertir Jerusalén este en la capital del Estado al que aspiran.

En el Muro de los Lamentos, la mujer y la hija de Trump, Melania e Ivanka, que también es su consejera en la Casa Blanca, se dirigieron a la parte reservada a las mujeres.

Tras haber rezado, Ivanka Trump, convertida al judaísmo, derramó unas lágrimas.

Antes de esta visita histórica en el lugar de rezo más sagrado para los judíos, Trump y su familia habían visitado el Santo Sepulcro, el sitio más sagrado del cristianismo, que también se sitúa en Jerusalén Este.

Trump visita Israel

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Esta foto de Trump en Arabia Saudí está dando mucho, mucho juego

Trump, en Israel: "Estamos ante una rara oportunidad para lograr la paz en la región"

El castellano vuelve a la Casa Blanca (aunque no de la forma que imaginas)

OFRECIDO POR NISSAN