POLÍTICA

Moix posee el 25% de una empresa de Panamá propietaria del chalet familiar en España

El fiscal jefe Anticorrupción se defiende: "Es ético que los hijos hereden de los padres".

30/05/2017 12:56 CEST | Actualizado 30/05/2017 12:56 CEST
EFE
Manuel Moix, en una imagen de archivo.

Manuel Moix, jefe de la fiscalía anticorrupción, posee una cuarta parte de la propiedad de una sociedad patrimonial panameña llamada Duchesse Financial Overseas, según informa este martes Infolibre.

La sociedad, según los datos citados por este medio, se constituyó en enero de 1988 y apenas mes y medio después compró por 550.000 euros un chalé en la localidad de Collado Villalba (Madrid). La escritura fue firmada por el notario Félix Pastor Ridruejo, añade. Hasta entonces, la propietaria del inmueble era la sociedad de gananciales de los progenitores de Moix (Manuel Moix Martínez y Manuela Blázquez Borja), que lo adquirió en octubre de 1986. El citado digital concluye que estas operaciones se llevaron a cabo para ocultar quiénes eran los verdaderos dueños del inmueble.

El PSOE ha registrado ya una petición para la comparecencia urgente del ministro de Justicia, Rafael Catalá, para que dé explicaciones ante la comisión de su departamento en el Congreso. Los socialistas recuerdan que la Cámara baja ya le reprobó el pasado 16 de mayo junto al Fiscal General del Estado y al Fiscal Anticorrupción por una amplia mayoría parlamentaria.

"Es ético que los hijos hereden de los padres", ha asegurado Manuel Moix al ser preguntado esta mañana por La Sexta. La respuesta de Moix se refiere al origen de la vivienda. Según Infolibre, el chalé pertenecía hasta 1988 a una sociedad de gananciales de sus padres, que también controlaban la empresa de Panamá. Moix y sus tres hermanos heredaron el control de Duchesse cuando murieron su madre (en el 2008) y su padre (en 2011).

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

Fuentes cercanas a Moix han defendido, por su parte, a El Español que la sociedad "está declarada a Hacienda", que tributó por los derechos sucesorios y que presentó el modelo 270 ante Hacienda (lo deben presentar quienes tengan bienes por más de 50.000 euros en el extranjero).

Las mismas fuentes aseguran que Moix propuso renunciar a su 25% a favor de sus hermanos, "pero estos no lo aceptaron porque tendrían que asumir más cuota de gastos por el mantenimiento de la propiedad". El chalet se puso en venta pero no se ha encontrado comprador. La empresa no se ha disuelto, añaden, porque no pueden hacer frente a los gastos de liquidación. La Fiscalía General ha declinado pronunciarse y se ha limitado a señalar que se trata de "un asunto personal, que no afecta a la Fiscalía".

CATARATA DE CRÍTICAS

La revelación de Infolibre ha provocado numerosas reacciones esta mañana, más allá del paso en firme dado por los socialistas para pedir explicaciones. La portavoz adjunta del grupo socialista Isabel Rodríguez, ha considerado que Moix ya no tiene "ninguna autoridad" para seguir al frente de la Fiscalía que precisamente persigue a los corruptos, dado que tiene "relaciones con un paraíso fiscal". Debería "seguir el camino" del exministro de Industria José Manuel Soria, que dejó su cargo por tener también intereses económicos en Panamá.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido el más duro, al criticar que el fiscal jefe de Anticorrupción "tenga intereses en paraísos fiscales". "Es vergonzoso que quien está llamado a perseguir la corrupción, y resulta que lo que hace es dificultarla, tenga intereses en paraísos fiscales", ha reprochado en declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara Baja. Los paraísos fiscales sirven, ha añadido, para "robar a los ciudadanos" y "no pagar impuestos en España", algo "vergonzoso" teniendo en cuenta, ha dicho, que los autónomos, los trabajadores y las pequeñas y medianas empresas "pagan impuestos aquí para que los ciudadanos puedan tener sanidad y educación". "Miras en unos pantalones vaqueros sucios, rebuscas y te encuentras unos papeles en Panamá. Eso le ocurre a cualquier ciudadano español", ha ironizado. Luego, ha retuiteado el siguiente mensaje de su compañero, Pablo Echenique, secretario de Organización de la formación morada:

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cree que la supuesta participación del fiscal Moix en la empresa de Panamá puede ser "una gota que se suma al vaso lleno" y ha avanzado que presentarán la semana próxima una reforma de la ley del Ministerio Fiscal para tener fiscales independientes. En un desayuno informativo, ha recordado que su partido ya habló con el PP para decirle que en el cuerpo de fiscales tenía que haber uno que "no sea el preferido" de Ignacio González. "Parece que es el único y me preocupa que Rajoy haga una defensa a ultranza del fiscal Anticorrupción", ha subrayado el presidente de la formación naranja. La reforma del Ministerio Público que prepara su grupo parlamentario, ha explicado, va precisamente dirigida a contar con una Fiscalía "de los españoles", que trabajen de forma autónoma para poder dejar de hacer "quinielas" sobre "quién es el preferido de los corruptos".

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, considera por su parte "una canallada" que Moix luego acuse de ser "antisistema" a los integrantes de determinadas formaciones políticas. "Suele ser gente que va con la pulserita de España y nos dice a nosotros antisistema y antipatriotas cuando son ellos los que no colaboran con la patria", ha sentenciado.

El portavoz de PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha criticado ha señalado que la sociedad necesita fiscales "intachables" sobre los que no haya "ningún tipo de duda" en comportamientos públicos o privados. En declaraciones a la prensa en el Congreso, ha asegurado que la sociedad es "lo suficiente exigente en materia de fiscalidad", por lo que, ha subrayado, la actuación de Moix no es "presentable". Para el portavoz de PDeCAT en el Congreso que Moix tenga un 25% de una sociedad en Panamá justificaría "con más razón" que su reprobación le "llevase a la dimisión".

EN EL CANDELERO

La llegada de Moix a la Fiscalía Anticorrupción ha supuesto un terremoto después de que su nombre apareciera en las conversaciones intervenidas al expresidente madrileño Ignacio González con motivo de la operación Lezo. En las citadas conversaciones, González le comentaba al exministro Eduardo Zaplana sus preferencias por Moix, a quien definía como "un tío serio y bueno".

Además, trascendió que Moix se opuso a realizar algunos de los registros relacionados con el caso y procedió a adoptar numerosas polémicas decisiones, como sustituir a los fiscales del llamado caso del 3% y tramitar una denuncia presentada por un investigado sin oír a sus compañeros denunciados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Maza, "atónito" por las "sospechas injustas" contra la Fiscalía en el caso Lezo

- Moix y la justicia

- El fiscal Moix pide estudiar medidas para evitar la filtración de sumarios

- Los investigadores pusieron un micrófono en el despacho de González pero el fiscal no cree que fuera por filtraciones

OFRECIDO POR NISSAN