VIRALES

Lo que puede pasar por no leer las descripciones de los productos de Amazon

Cuando el paquete llegó a su casa, la chica no pudo contener la risa.

31/05/2017 12:27 CEST | Actualizado 31/05/2017 12:27 CEST

Blaque es una joven estadounidense de 25 años que vive en Virginia y diseña pelucas. Lo que empezó como un hobby se está convirtiendo poco a poco en negocio, así que decidió dedicarle un espacio en su piso a esta actividad y se metió en Amazon con la intención de pedir todo lo necesario para crear una sala de confección de pelucas.

Llenó la cesta con todo tipo de productos, compró una mesa... y vio que el portal le ofrecía como sugerencia una silla de metacrilato transparente.

Amazon
La silla que pidió Blaque.

"Cuando vi la silla, no me lo pensé dos veces", cuenta Blaque al HuffPost. "No miré la descripción ni las opiniones del producto".

Así que añadió la silla, que valía menos de 5 euros, a la cesta, pensando que había encontrado una ganga, y confirmó el envío.

Unos días después, concretamente el 23 de mayo, recibió un paquete bastante grande.

"Aun así, pensé que era una caja demasiado pequeña como para que hubiera una silla dentro", recuerda.

En un intento por mantener una actitud positiva, Blaque dio por hecho que la silla venía por piezas y que tendría que montarla. Abrió la caja, pero no había ninguna silla a la vista.

"Me quedaba una caja blanca más pequeña e intenté acordarme de qué más había pedido... Creo que a todos nos pasa eso de pedir algo por internet y que luego se nos olvide", cuenta al HuffPost EEUU.

Esto fue lo que encontró al abrir la caja blanca:

"Y esta es la razón por la que SIEMPRE deberíais leer la descripción del producto al comprar en Amazon".

"Acto seguido, me entró un ataque de risa", recuerda. Su error le pareció tan gracioso que decidió hacerle una foto a su nueva adquisición y compartirla en Twitter.

La publicación no tardó en hacerse viral y lleva más de 10.000 me gusta y 4.000 retuits. Además, muchos usuarios se han sentido identificados con Blaque.

"Sé lo que es eso... Atención a mi precioso espejo de pie".

"A mí me acaba de pasar lo mismo al comprar una bolsa de té matcha. Estaba segura de que sería más grande, aunque se supone que DEBERÍA saber cuánto son 30 gramos".

"Parece ser que no soy la única que hace este tipo de compras", comenta. "Mucha gente me contestó y me contó que habían comprado la misma silla u otros objetos en miniatura por error", relata Blaque.

La joven decidió quedarse la minisilla y la ha puesto en su mesa nueva a modo de decoración y de recordatorio de su confusión. "Puede que acabe colocando mis tarjetas de visita en la sillita", bromea.

¿Y qué es lo que ha aprendido gracias a esta experiencia? "Hay que leer las descripciones de los productos siempre", asegura.

"Si alguien encuentra una silla como esta en tamaño de persona, por favor, que me lo diga".

Fotos de los almacenes de Amazon España

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Es seguro comprar productos de belleza en AliExpress?

Lo que ocurre cuando pides ropa de Singapur ridículamente barata

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense del 'HuffPost' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

NOTICIA PATROCINADA