VIRALES

Una modelo reacciona de la mejor manera ante un hombre que intentó burlarse de su cuerpo

"Esta es la realidad diaria de una persona gorda, y no sólo en un avión".

05/07/2017 07:31 CEST | Actualizado 05/07/2017 07:36 CEST

Los viajes en avión ya son lo suficientemente desagradables como para que el pasajero que tienes al lado empiece a enviar mensajes humillantes mofándose de tu cuerpo.

Eso fue lo que sufrió Natalie Hage el pasado jueves, mientras volaba a Los Ángeles. La modelo de talla grande se dirigía a una sesión de fotos y narró todo su calvario en las redes sociales. Hage publicó imágenes en Instagram de los maleducados mensajes que enviaba el hombre a un desconocido y subió a Facebook un vídeo de su confrontación con él.

Hage explica que suele sentir ansiedad en los aviones y que paga una suma adicional por tener un asiento con más espacio para las piernas. Cuando se sentó, el pasajero que tenía al lado se puso a suspirar y a resoplar mientras se removía en su sitio. Cuando el hombre empezó a esconder su teléfono para que ella no lo viera, la modelo sospechó que estaba escribiendo algo sobre ella.

Y estaba en lo cierto.

"Por si no podéis leer los mensajes, dicen: 'Espero que no haya comido en un mexicano' y su respuesta es: 'Creo que se ha comido a un mexicano", relata Hage en su post de Instagram. "Y luego se pone a decir que está dejando una 'marca del cuello en la ventana' de lo apretado que está contra la pared".

A post shared by natalie. (@nataliemeansnice) on

Al final Hage se enfrentó al hombre, identificado con el nombre de Eric, en un vídeo publicado en Facebook que ahora tiene más de un millón de visitas. Al principio él niega que esté enviando mensajes. Pero cuando Hage se pone a citar sus textos, él se justifica diciendo que ha bebido y se disculpa por ello.

Aunque la cosa no acaba ahí...

"Me has hecho sentir muy incómoda en este asiento", afirma Hage en el vídeo. "No quería nada de ti".

Eric interrumpe a la modelo y le pregunta si está lo suficientemente en forma como para sentarse junto a la salida de emergencia y asistir a otros pasajeros. Hage replica con calma si él es un profesional médico con el conocimiento para emitir un juicio sobre su condición física.

Él le contesta que eso no es asunto suyo y la ironía llega a su punto máximo.

Hage usa las redes sociales para fomentar la positividad sobre el físico. También administra la cuenta de Instagram ​​​​​​@EffYourBeautyStandards, dedicada a luchar contra los cánones de belleza que dejan fuera a los cuerpos reales.

Su experiencia resalta la crueldad que pueden sufrir a diario las personas que no se ajustan a los estándares sociales.

"Esta es la realidad diaria de una persona gorda y no sólo en un avión", escribe Hage en Instagram. "Ocurre en un autobús, en la cola del supermercado, en un concierto, en internet. Puedes estar ocupando tu propio espacio sin molestar a nadie y aun así la gente seguirá jodiéndote y tratando de hacerte daño".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

80 mujeres, un vestido y una talla: retratos para celebrar la diversidad

La genial respuesta de esta madre a su hija, que la llama gorda

Con una talla 36 y una 44 dos modelos luchan contra los cánones de belleza

Famosas modelos de talla grande

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!