INTERNACIONAL

Un terremoto en la isla griega de Kos deja dos muertos, tres heridos graves y daños materiales

Los edificios religiosos han sufrido muchos daños por el temblor, que se ha sentido hasta en Turquía.

21/07/2017 08:43 CEST | Actualizado 21/07/2017 09:21 CEST
REUTERS

Un terremoto de 6,7 grados en la escala de Richter ha causado al menos dos muertos, tres heridos de gravedad y cuantiosos daños materiales en la isla griega de Kos, según su alcalde, Yorgos Kyritsis.

En el momento del temblor, alrededor de las 01.30 hora local (22.30 GMT), los fallecidos se encontraban en un bar cuyo techo se vino abajo. De acuerdo a las primeras informaciones, se trata de un ciudadano sueco de 27 años y de un turco de 39.

Ha habido unos 100 de heridos leves, cinco de los cuales han sido trasladados en helicóptero al Hospital Universitario de Heraclión en Creta. Tres están graves.

El terremoto duró cerca de medio minuto lo que lo hizo sentir con especial intensidad. El epicentro se ha situado a diez kilómetros de Bodrum y a unos 16 kilómetros de la isla de Kos, mientras que el hipocentro ha estado ubicado a unos diez kilómetros de profundidad.

El seísmo ha causado daños en muchos hogares y ha desatado el pánico entre los habitantes, que han desalojado sus casas por miedo a réplicas. Decenas de personas han dormido en la calle.

Un tercio del territorio insular se ha quedado sin electricidad tras el temblor, que se ha sentido también en la isla de Rodas y cuyo epicentro se situa apenas a 10 kilómetros de profundidad entre las propias Rodas y Kos, según el Instituto Geodinámico de Atenas.

El seísmo también se ha sentido en la provincia de Mugla, en la costa egea de Turquía, aunque no ha causado por el momento mayores destrozos, apenas fracturas en algunos edificios.

Poco después se ha producido una réplica de 5,1 grados a 26 kilómetros al norte de la isla de Leros en la misma profundidad focal, a la que siguieron tres más de 4,6, 4,5 y 4,7 no muy lejos del primer temblor. El Centro Sismológico Europeo en el Mediterráneo (EMSC) ha detectado un total de siete réplicas.

"Parece que un pequeño tsunami ha sido visto en Bodrum tras el terremoto de 6,7 de magnitud. Puede que llegue a otras áreas costeras, mejor abandonen las playas", ha recomendado el organismo.

"Un tsunami puede llegar lejos. Podemos observar cambios leves en el nivel del mar. Nada espectacular, pero manténganse alejados de las playas", ha añadido en Twitter a los veraneantes de la zona.

LOS EDIFICIOS RELIGIOSOS SON LOS MÁS DAÑADOS

Según el primer balance de daños, en la capital, Kos, se ha derrumbado la iglesia de San Nicolás y parte de la mezquita en la Plaza de la Libertad, y ha sufrido graves daños la iglesia de Aía Paraskevi.

A la isla se han desplazado varios ministros, entre ellos el de Marina Mercante, Nektarios Santorini, quien ha señalado que el aeropuerto funciona con normalidad pero el puerto ha sufrido muchos daños, lo que ha obligado a dos grandes ferris a atracar en dos islas cercanas.

Terremoto en la isla griega de Kos

En declaraciones a la televisión pública ERT, Santorini ha lanzado esta mañana un mensaje tranquilizador y afirma que ya no hay peligro y que los ciudadanos no tengan miedo.

El terremoto ha ocurrido justo en el inicio de la temporada alta. Según periodistas locales, el ambiente entre los turistas es de relativa tranquilidad. La situación se ha calmado y buena parte de la isla intenta volver a la normalidad, el tráfico funciona con normalidad y las tiendas han abierto regularmente.

Kos, en el archipiélago del Dodecaneso, es una isla turística y una de las cinco islas del Egeo que más se ha visto afectada por la crisis de refugiados. Con una población en torno a 30.000 personas, ha acogido a cerca de 3.000 en campamentos, hoteles y apartamentos instalados por el Gobierno con apoyo de Acnur.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR