INTERNACIONAL

Al menos 37 muertos por un motín en una prisión del sur de Venezuela

La fiscalía confirma que 14 funcionarios resultaron heridos en un nuevo episodio de la crisis carcelaria que sufre el país.

17/08/2017 11:03 CEST | Actualizado 17/08/2017 11:04 CEST
Pedro Zapata / EFE
Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana custodian las inmediaciones de la prisión de Puerto Ayacucho, ayer miércoles.

Un motín en unos calabozos policiales del Estado de Amazonas, al sur de Venezuela, ha dejado al menos 37 muertos y 14 heridos, según ha informado este miércoles las autoridades locales, en un nuevo episodio de la crisis carcelaria que sufre el país.

El Ministerio Público ha anunciado en Twitter que designó a dos fiscales para "investigar la muerte de 37 personas (...) durante [la] toma de [un] Centro de Detención Judicial de Amazonas", una apartada región selvática fronteriza con Colombia y Brasil. La fiscalía ha confirmado que 14 funcionarios resultaron heridos.

El gobernador de Amazonas, el opositor Liborio Guarulla, ha denunciado previamente en la misma red social la "masacre" de "más de 35" personas durante el ingreso de una unidad especial del Ministerio de Interior y Justicia al centro de reclusión, ubicado en Puerto Ayacucho, ciudad de unos 40.000 habitantes. Según el gobernador, en el centro de detención había unos 105 internos.

Varias ONG defensoras de los derechos de los reos, como Una Ventana a la Libertad y el Observatorio Venezolano de Prisiones, han apuntado que los 37 fallecidos son presos, algo que la fiscalía no ha precisado. "Es el peor motín que hayamos tenido en un centro de reclusión preventiva. Allí, los detenidos no deberían pasar más de 48 horas, pero había presos que tenían años", ha dicho Carlos Nieto, coordinador de Una Ventana a la Libertad.

UNA CRISIS QUE VIENE DE LEJOS

El suceso ha devuelto el foco a la crisis penitenciaria de Venezuela, en medio de frecuentes enfrentamientos entre reclusos por el control de las prisiones y denuncias de violaciones de derechos humanos, así como de muertes por falta de alimentos y medicinas.

El pasado 26 de abril, un choque entre bandas rivales dejó 12 muertos y 11 heridos en la cárcel de Puente Ayala, en la ciudad de Barcelona (este de Venezuela). Un mes antes fueron hallados los restos de 14 personas en una fosa común en la clausurada Penitenciaría General de Venezuela, en San Juan de Los Morros (centro del país). Aunque el mayor motín en la historia de Venezuela se produjo en 2013 en la cárcel de Uribana (estado Lara, oeste), cuando unas 60 personas murieron y hubo más de 150 heridos.

En vídeos publicados en redes sociales sobre ese suceso, detenidos y familiares denunciaban falta de comida y de tratamiento médico ante enfermedades como tuberculosis, lo que habría causado una decena de muertes.

Desde julio de 2011, el Gobierno puso en marcha un plan para pacificar los penales y adecuarlos a estándares internacionales. Hay unas 50 cárceles en el país, de las cuales 98% funcionan bajo el nuevo régimen. Pero el coordinador de Una Ventana a la Libertad señala que el proyecto no ha avanzado como se prometió. "Plantearon construir una cárcel en cada Estado. En Amazonas no han puesto ni la primera piedra", sostuvo.

La ONG estima que al cierre de 2016 hay 88.000 presos en Venezuela, sobrepasando la capacidad de las cárceles de 35.000. Unas 33.000 personas están recluidas en condiciones de hacinamiento en calabozos policiales, como el de Puerto Ayacucho, por retrasos procesales y falta de espacio en las cárceles, según la asociación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Trump apunta ahora a Venezuela

- Maduro propone una ley con penas de hasta 25 años para castigar "delitos de odio"

- El PSOE cree que la crisis de Venezuela se exagera en España

- 12 países americanos rechazan la Constituyente y denuncian una "ruptura democrática" en Venezuela