INTERNACIONAL

Trump, aislado tras sus declaraciones sobre Charlottesville

Ni en su partido respaldan su tibieza a la hora de criticar el racismo. Silicon Valley también ha tomado medidas contra los mensajes supremacistas blancos.

17/08/2017 10:28 CEST | Actualizado 17/08/2017 16:28 CEST
AFP
Imagen del presidente de EEUU, Donald Trump, el pasado martes 15 de agosto.

Después de casi 200 días de caótica presidencia, Donald Trump está más solo que nunca tras sus increíbles comentarios en defensa de los supremacistas blancos. El mandatario cambió completamente las normas del discurso político estadounidense el martes, al declarar que hubo "gente muy buena" entre los miembros de la extrema derecha y los antifascistas que se enfrentaron el fin de semana en la ciudad de Charlottesville (Virginia, este).

Sus palabras, pronunciadas en un tono acusador desde su torre en Nueva York, fueron elogiadas por un exlíder del Ku Klux Klan (KKK). Pero muchos legisladores, políticos y grandes empresarios se han quedado mudos.

Trump dio la muy clara impresión de que expresó lo mismo que dijo al día siguiente de los incidentes en los que murió una mujer, cuando leyó en la Casa Blanca una declaración condenando la "violencia racista", sin criticar directamente a los supremacistas blancos, los neonazis y los miembros del KKK.

Casi inmediatamente, altos ejecutivos comenzaron a abandonar los foros empresariales que asesoran a la Casa Blanca.

E incluso Silicon Valley se ha posicionado. GoDaddy, web norteamericana de registro de dominios, fue la primera. Después, Google. Ambas han dicho 'no' a alojar a The Daily Stormer, la web germen de la manifestación el pasado fin de semana en Charlottesville. Todas han decidido así tomar partido en contra del racismo y no dejar espacio para el odio. El miércoles, la web sólo ha encontrado amparo en un dominio .ru. Esa terminación es la que se refiere a Rusia y gestiona su gobierno y empresas delegadas para ello.

Este mismo jueves Spotify ha eliminado de su catálogo a una serie de bandas supremacistas después de que hayan sido identificadas como racistas y generadoras de odio por The Southern Poverty Law Center, una organización no gubernamental de defensa de los derechos civiles conocida por sus victorias legales contra grupos supremacistas blancos.

"Spotify actúa inmediatamente para eliminar cualquier material tan pronto como nos enteramos. Estamos felices de haber sido alertados de este contenido y ya hemos borrado muchas de las bandas identificadas, mientras revisamente urgentemente el resto", ha explicado una portavoz de la compañía.

Las medidas de Silicon Valley y Spotify son dos nuevos capítulos en el día a día del presidente de EEUU, a quien le va a resultar complicado reconstruir su imagen después del caos.

LAS POLÉMICAS PALABRAS

Trump ha tratado de salvar las apariencias el miércoles mediante la disolución de dos de estos organismos, pero los líderes de la industria estadounidense ya se habían desmarcado de su posición.

Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan Chase, dijo que los miembros del ahora disuelto Foro de Estrategia y Política habían "acordado desvincularse".

Estoy totalmente en desacuerdo con la reacción del presidente Trump sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en Charlottesville en los últimos días

"Estoy totalmente en desacuerdo con la reacción del presidente Trump sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en Charlottesville en los últimos días. El racismo, la intolerancia y la violencia siempre están mal", ha señalado.

El coro de críticas de la izquierda política fue tan fuerte como era predecible, pero pocos en el campo republicano estuvieron dispuestos a defender públicamente al mandatario.

Los expresidentes republicanos George Bush y su hijo George W. Bush divulgaron un comunicado conjunto —algo muy poco habitual en ellos—, en el que llamaron a "rechazar el racismo, el antisemitismo y el odio bajo todas sus formas".

Durante una improvisada e incoherente conferencia de prensa en el lobby de la Torre Trump en Manhattan, el mandatario equiparó a los supremacistas blancos y a los manifestantes que los denuncian.

Criticó a "la izquierda que atacó a la 'Alt right' (término para designar a la derecha alternativa)", y destacó con una fórmula que quedó en la mente de todos que había "gente muy buena" en ambos lados.

El sábado, poco después de los episodios de violencia, ya provocó una ola de indignación al negarse a condenar explícitamente a los grupúsculos de los que salió el militante neofascista que embistió con su automóvil a contramanifestantes.

Su predecesor demócrata, Barack Obama, reaccionó escribiendo en Twitter una frase de Nelson Mandela: "Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, sus orígenes o su religión". Este tuit se convirtió en el más popular hasta el momento en la historia de la red social, informó la compañía.

Según el sitio web de noticias Axios, el controvertido asesor estratégico de Trump, Steve Bannon, se mostró encantado con la conferencia de prensa, que le dio una victoria al sector nacionalista de la Casa Blanca sobre los "globalistas" que él teme arrastren al presidente hacia una línea convencional. Sin embargo, ahora que su cargo está más en el punto de mira que nunca, ha asegurado que los nazis son "un grupo de payasos".

Los comentarios de Trump también parecen haber alterado a integrantes de Seguridad Nacional. Los responsables de las Fuerzas Armdas tomaron la decisión sin precedentes de emitir comunicados defendiendo la inclusión y la unidad racial.

El vicepresidente, Mike Pence, anunció que acortará su gira por América Latina para reunirse con Trump el viernes, a fin de revisar la estrategia estadounidense en Afganistán.

El fiscal general, Jeff Sessions, declaró de su lado: "No podemos, de ninguna manera, aceptar o disculparnos por el racismo, el fanatismo, el odio, la violencia y ese tipo de cosas que con demasiada frecuencia surgen en nuestro país".

El secretario de Estado, Rex Tillerson, también declaró, al reunirse con su homólogo canadiense, su "condena a ese tipo de odio y violencia". "Simplemente no hay lugar para eso en nuestro discurso público", aseguró.

Estado de emergencia en Charlottesville (Virginia, EEUU)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

MÁS SERIES