NOTICIAS

Llega a España María José Carrascosa, encarcelada en EE UU por una controversia sobre la custodia de su hija

La española se negó a llegar a un acuerdo con su exmarido, al que acusaba de agredirla e incluso de haber tratado de envenenarla y asesinarla.

22/08/2017 13:08 CEST | Actualizado 22/08/2017 15:09 CEST
EFE

María José Carrascosa, la abogada española que pasó ocho años en prisión en Nueva Jersey (Estados Unidos) tras una controversia judicial con su exmarido a cuenta de la custodia de su hija, ha regresado esta mañana a Valencia, donde ha sido recibida por su padre. Emocionada y agradecida, ha declarado a los medios de comunicación tener ganas de "ir a casa a dormir y abrazar primero a mi hija", que tenía cinco años cuando la vio por última vez.

Este, José Carrascosa, ha confirmado a EFE que su hija, en libertad condicional desde 2015, acaba de llegar al aeropuerto de Manises y se ha mostrado muy emocionado con este reencuentro.

Un tribunal español le otorgó a ella la custodia de su hija Victoria, pero otro estadounidense se la dio al padre, Peter Innes, y en noviembre de 2006, un año después de llevarse a la chica a España, Carrascosa fue detenida durante una estancia en Estados Unidos y en 2009 fue condenada a 14 años de prisión acusada de desacato y secuestro.

Carrascosa e Innes estuvieron casados cinco años, hasta que en 2004 decidieron separarse y firmaron un acuerdo que establecía que ninguna de las partes podía sacar del país a la niña -entonces de cuatro años- sin el consentimiento del otro, de forma que el pasaporte estadounidense de la menor quedó bajo custodia del despacho de Lesvenich & Marzano-Lesvenich.

Sin embargo, ese despacho entregó a Carrascosa el pasaporte y ésta se llevó a la niña a España en enero de 2005. Luego la mujer volvió a Estados Unidos y en 2006 fue detenida e ingresó en prisión, donde, según las autoridades de este país, permanecería hasta que devolviera a la niña o completara la condena que tiene de catorce años de cárcel.

Desde entonces, Carrascosa se negó a llegar a un acuerdo con el que fuera su marido, al que acusaba de agredirla e incluso de haber tratado de envenenarla y asesinarla, y los intentos de mediación entre las partes y las correspondientes autoridades han resultado infructuosos.

Carrascosa argumentaba que las autoridades de su país también se han pronunciado sobre este caso y habían prohibido a la niña salir de territorio español hasta que tenga 18 años.

Tras ser condenada, la valenciana pidió en varias ocasiones la libertad condicional. En 2012, las autoridades judiciales de Nueva Jersey rechazaron por segunda vez la petición que en esa ocasión había presentado su exmarido.

Carrascosa

Peter Innes había solicitado a ese organismo que la excarcelase "inmediatamente" y expidiera su regreso a España, donde se encuentra la hija de ambos, argumentando que "retenerla en prisión no vale para nada" porque está "enferma mentalmente", según una copia de la misiva remitida a EFE.

Finalmente, las autoridades judiciales le concedieron la libertad condicional en abril de 2015 y a su salida de la cárcel de la ciudad de Hackensack, en el estado de Nueva Jersey, Carrascosa declaró a EFE que en las últimas horas había vivido "una acumulación de sensaciones" y le tocaba retomar su propia vida para superar casi nueve años que ha estado encarcelada en Estados Unidos.

Tengo un montón de cosas por hacer (...) Tengo que ponerme los zapatos de mi vida.

"Tengo un montón de cosas por hacer (...) Tengo que ponerme los zapatos de mi vida. He llevado los zapatos de una vida que no era la mía", dijo entonces Carrascosa poco después de tener el primer contacto telefónico con su hija Victoria, que en aquel momento tenía 15 años.

"Hemos estado llorando las dos como dos Magdalenas", agregó para asegurar que tenía unas "ganas increíbles de darle un abrazo" y que su idea era volver a España y reunirse con su hija y sus padres, aunque reconoció que aún había trámites legales que resolver antes de que las autoridades estadounidenses le permitieran salir del país.

Sin embargo, esos trámites se han ido retrasando y el regreso a Valencia se ha producido dos años y cuatro meses después de su salida de la prisión estadounidense.

SUEÑO AMERICANO

Carrascosa se casó en Buñol (Valencia) con el estadounidense Peter Innes en marzo de 1999, sólo unos meses después de que lo hubiera conocido en un chat de internet. Cinco días después de la boda, ella decidió mudarse a Nueva Jersey. Al poco tiempo de llegar a Estados Unidos, se quedó embarazada, en torno a agosto de 1999.

Seguidamente, Carrascosa volvió a España, e Innes la denunció por secuestrar a la niña. El juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), concedió la custodia de la menor al padre y ordenó a la madre regresar a EEUU para entregar a su hija.

La abogada valenciana se presentó en agosto de 2006 en EEUU para asistir a una vista judicial, en la que conoció los cargos que pesaban sobre ella, le retiraron el pasaporte y le informaron de que debía entregar a la pequeña antes del 31 de agosto, si no quería ser encarcelada por secuestro, hecho que se produjo en noviembre de ese año.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR