POLÍTICA

La Ley de desconexión de Cataluña, explicada a seriéfilos

Qué tiene en común con 'Juego de tronos', 'Breaking Bad' o 'Lost'.

28/08/2017 21:27 CEST | Actualizado 20/09/2017 12:13 CEST
JUEGO DE TRONOS

Su nombre invita a todo menos a leerla: Ley de Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República de Cataluña. Son 48 folios llenos de intenciones sobre cómo funcionará una hipotética Cataluña independiente. Seamos sinceros: hay exactamente cero posibilidades de que te leas la norma.

Incluso a estas alturas de la temporada es casi imposible que prestes un mínimo de atención a los pasos que se están dando en Cataluña hasta que se emita el capítulo final (o no) del 1-O. Siendo conscientes de que hay más posibilidades de que te veas de principio a fin las 73 temporadas y más de 18.000 capítulos de la serie más larga de la historia, Guiding Light, a que te intereses por el tema catalán, desde El HuffPost hemos decidido lanzar el último cartucho. Si explicada la Ley de Transitoriedad con series de televisión no logramos captar tu atención, entonces nos damos por vencidos.

1.- Calendario

Todo comienzo necesita cierta organización. Y a eso se dedicaban los protagonistas de Lost cuando el avión en el que viajaban se estrelló en una isla desierta: a poner un poco de orden. Como decía en el primer capítulo el que luego será ungido como líder del grupo, Jack, "tenemos que averiguar cómo sobrevivir". Y a eso se dedica, en definitiva, la Ley de Transitoriedad: a ordenar una hipotética Cataluña independiente.

Eso pasa por redactar una Constitución en unos determinados plazos: las elecciones constituyentes se celebrarán después de seis meses de lluvia de ideas sobre la nueva Constitución. Tras eso, se convocará el referéndum para ratificar la nueva Carta Magna, que deberá ser aprobada por tres quintas partes de los 135 diputados de la Assemblea Constituent. Si no se logra en primera votación, se podrá aprobar por mayoría absoluta (68) en segunda.

En Lost se formó un buen grupo que duró lo que duró. Porque como buena historia a la unidad inicial le siguieron las dudas, las traiciones... y el caos.

2.- Lenguas oficiales

¡Ah, el maestro Rodrigo De Souza en Mozart in the jungle! Qué espíritu, qué pasión y vitalidad, qué poder de conquista y... ¡qué capacidad para hablar varios idiomas! Ahí está capítulo a capítulo mezclando el español y el inglés, el inglés y el español. E incluso, ya en la tercera temporada, el italiano. Es como una torre de Babel chiquitita en la que caben varias lenguas.

Así será Cataluña hasta que se celebren las elecciones constituyentes: se mantendrán los mismos derechos lingisticos para el catalán, el castellano y el aranés. Los catalanes serán unos Rodrigos De Souza.

3.- El jefe del Estado

Desde el primer segundo del primer capítulo de la primera temporada de House of Cards el espectador intuye que Frank Underwood es un simple congresista que llegará muy lejos. Por lo menos hasta el Despacho Oval. Carles Puigdemont no ha tenido que recurrir a las malas artes de Underwood (que incluyen alguna muerte que otra), pero con la Ley de Transitoriedad pasaría de ser presidente de la Generalitat a jefe del Estado catalán hasta la celebración de las elecciones constituyentes.

Está previsto que haya un presidente de la república, aunque la norma no define si el jefe del Estado asumirá además ese papel.

4.- Amnistía

Mucho se ha hablado de si el expresident Artur Mas o algunos de los condenados en causas relacionados con el proceso de independencia irían o no a prisión. Pues según la ley nada de nada: todos se libran gracias a la amnistía que se decreta para todos aquellos. Es el final más dulce que podrían esperar, pese a que todo apuntaba a que, por mucho que lo intentaran, su final estaría un tiempo en la cárcel.

Algo parecido debió sentir Peter Florrick, de The Good Wife, que logró no cumplir condena en un primer momento y al final hizo la jugada maestra de su vida: pese a que todas las pruebas dejaban claro que era culpable de un nuevo delito (no diremos cuál por aquello de no fastidiar toda la serie), un buen juicio y un acuerdo con la fiscalía hicieron el resto. Florrick se libró de la cárcel, pero para ello tuvo que renunciar a su carrera política. Algo parecido pasa con Mas: nada de pasar un tiempo entre rejas, pero su trayectoria política ha quedado tocada y hundida.

5.- Fuerzas armadas

En El cuento de la criada cambia todo un país: lo que era ha dejado de ser y estructuras políticas, ciudadanos y fuerzas armadas cambian por completo. Cataluña no aspira a transformarse hasta ese punto —por suerte, porque en la historia de Margaret Atwood a uno le dan ganas de todo menos de vivir—, pero sí propone en la Ley de desconexión cambiar las competencias de las fuerzas armadas.

Según la nueva ley el Ejército español dejará de tener jurisdicción sobre Cataluña, aunque no se detalla si se crearán unas fuerzas armadas catalanas.

6.- Nacionalidad

Manny Delgado, el encantador repelente niño Vicente de la serie Modern Family, lucha capítulo a capítulo por encontrar un hueco identitario. Es hijo de una colombiana que vive en Estados Unidos. Que habla inglés pero sus raíces están más en Latinoamérica que en Los Angeles, la ciudad en la que vive con su padrastro americano. En fin, un lío.

En Cataluña, con la nueva ley, todos podrán ser como Manny: no se exigirá la renuncia a la nacionalidad previa, por lo que se podrá ser al mismo tiempo catalán y español. Eso sí, tendrán nacionalidad catalana los que tengan la española que lleven dos años empadronados en Cataluña a fecha de 31 de diciembre de 2016.

7.- El poder judicial

En Suits: la clave del éxito, Harvey Specter es uno de los abogados más prestigiosos de Nueva York, conoce todos los resquicios legales y las resoluciones judiciales que han sentado precedente para ganar hasta el juicio más complicado. Siempre va un paso por delante. Specter tendría que volver a estudiar en Harvard después del 1 de octubre, y es que las normas judiciales cambiarían en el nuevo Estado catalán.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya pasa a ser el Tribunal Supremo catalán, con un fiscal general del Estado nombrado por el Parlament. El Tribunal Constitucional también contaría con un equivalente catalán, llamado Sala Superior de Garanties.

8.- Los impuestos

En Breaking Bad Walter White, un triste profesor de instituto, acaba convertido en un capo de la droga y en un dios de la metanfetamina. La gestión de los ingresos es sencilla en una primera fase, pero a medida que el negocio va aumentando, White tiene que crear su propia Hacienda. Siempre se queja de que tiene que pagar muchos 'impuestos', lo que le lleva a controlar paulatinamente más partes del negocio.

Cataluña también quiere controlar su dinero. En la Ley de Transitoriedad establece que la única autoridad tributaria pasaría a ser la Generalitat o las administraciones locales. La Agencia Tributaria dejaría de tener cualquier potestad sobre la Hacienda de la Cataluña independiente.

9.- La norma suprema

El Trono de Hierro es el centro de todo en Juego de Tronos. Quien se sienta en él es quien manda sobre todos los demás, sin importar cómo haya llegado hasta allí. Esa silla no es sólo un trono; es la imagen del poder, el lugar del que emanan todas las decisiones y el lugar por el que todas las casas pelean.

Lo más parecido al Trono de Hierro que hay actualmente en Cataluña es... la Ley de Transitoriedad. No hay un trono como tal, porque la Cataluña independiente será una república "de derecho, democrática y social", pero todo lo que venga después nace en este texto, que se erige como "norma suprema".

Una vez que se complete el calendario de la independencia, habrá una Constitución. Seguro que los combates a la hora de redactarla no tienen nada que envidiarle a las guerras de Jon Nieve, Daenerys Targaryen y el resto de personajes de la saga.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Lee íntegra la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República de Cataluña