INTERNACIONAL

EEUU, ante la ONU: "Kim Jong-Un está pidiendo guerra"

"No la queremos ahora, pero la paciencia de nuestro país no es ilimitada", ha dicho su embajadora en una tensa reunión del Consejo de Seguridad.

04/09/2017 21:21 CEST | Actualizado 04/09/2017 21:23 CEST
EFE
La embajadora de EEUU ante Naciones Unidas, Nikki Haley.

Estados Unidos ha advertido este lunes en la ONU de que "ha llegado el momento" de "agotar todas las vías diplomáticas" con Corea del Norte y ha abogogado por imponer "rápidamente" las sanciones "lo más fuerte posibles" al régimen de Pyongyang.

En una reunión de urgencia celebrada por el Consejo de Seguridad para analizar la nueva prueba nuclear norcoreana, la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, criticó los 24 años de "medidas a medias y conversaciones fallidas" entre el organismo y el país asiático.

"Esta crisis va más allá de las Naciones Unidas", ha dicho Haley, quien apuntó que Estados Unidos considerará a los países que hagan negocios con Corea del Norte como entes que "prestan ayuda a las temerarias y peligrosas intenciones nucleares" de Pyongyang.

La frenética actividad armamentística del régimen de Kim Jong-un tras el último ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha, en las que ha hecho un "uso abusivo de misiles y amenazas nucleares", según la diplomática, muestra que "está pidiendo guerra". Haley aseguró que una guerra es "algo que Estados Unidos nunca quiere" y tampoco la quiere ahora, pero señaló que la "paciencia" del Gobierno no es ilimitada y que defenderá a sus aliados y a su territorio. "Ya basta", ha proclamado Haley ante el órgano ejecutivo de Naciones Unidas.

La embajadora ha asegurado que la posición que ha adoptado el Consejo desde el año 2006 no ha funcionado, por lo que ha llamado a adoptar otro enfoque que el Gobierno de Donald Trump no termina de concretar. "A pesar de nuestros esfuerzos, el programa nuclear de Corea del Norte está más avanzado y es más peligroso que nunca", ha dicho la embajadora norteamericana durante el encuentro.

No lo queremos ahora, pero la paciencia de nuestro país no es ilimitada

Haley ha asegurado que el régimen de Kim Jong Un está "pidiendo una guerra" con sus constantes desafíos, aunque ha matizado que "la guerra no es algo que quiera Estados Unidos". "No lo queremos ahora, pero la paciencia de nuestro país no es ilimitada", ha apostillado.

LA TENSIÓN CRECE

Este domingo, tras confirmarse que Pyongyang había llevado a cabo su sexto ensayo nuclear, supuestamente con una bomba de hidrógeno, el jefe del Pentágono, James Mattis, también indicó que habría una "gran respuesta militar" por parte de Estados Unidos ante amenazas al país o a sus aliados.

En este sentido, Haley indicó que la idea de que Estados Unidos rebaje su actividad militar a cambio de que Corea del Norte no siga con su escalada armamentística es "insultante" y dijo que no va a "bajar la guardia" si tiene un arma nuclear y un misil ICBM "apuntándole". "Solo las sanciones más fuertes posible nos permitirán resolver este problema a través de la diplomacia", reiteró Haley.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

MÁS ARMAS PARA EL SUR

Mientras, Corea del Sur y Estados Unidos han acordado este lunes levantar los límites sobre la capacidad de carga de los misiles surcoreanos, con vistas a reforzar las competencias defensivas de Seúl tras el último ensayo nuclear norcoreano. En una conversación telefónica, los mandatarios de los dos países, Moon Jae-in y Donald Trump, han pactado esta medida "efectiva" con fines disuasorios y discutido otras posibles acciones para contrarrestar la amenaza de Pyongyang, ha informado en un comunicado la oficina presidencial surcoreana.

Seúl y Washington culminan así las discusiones que iniciaron hace varias semanas para eliminar los topes en la capacidad de carga impuestos a los misiles surcoreanos bajo las directrices de seguridad comunes que aplican ambos aliados. Esto permitirá incrementar el poder destructivo de los proyectiles de las fuerzas surcoreanas, ante la intensificación de los desarrollos armamentísticos del país vecino, que desde comienzos de año ha probado catorce misiles balísticos.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha acordado también con Moon Jae-in exigir más sanciones para Pyongyang tras el último ensayo nuclear y trabajar en busca de una solución diplomática a la crisis.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- EEUU y Corea del Sur desplegarán un portaaviones nuclear y varios bombarderos en la península coreana

- EEUU promete una "gran respuesta militar" si Corea del Norte amenaza al país o a sus aliados

- La ONU condena el ensayo nuclear de Pyongyang

- ¿Por qué EEUU y Corea del Norte siempre están a cara de perro?