NOTICIAS

Golfistas jugando mientras el bosque está en llamas: la foto que refleja a EEUU

Para muchos, la imagen podría ser la perfecta descripción del país de Donald Trump en 2017.

09/09/2017 16:22 CEST | Actualizado 09/09/2017 16:56 CEST
Stringer . / Reuters
El bosque de Eagle Creek arde mientras varios golfistas juegan en el Campo de Golf Beacon de North Bonneville, en Washington, EEUU, el 4 de septiembre de 2017.

Mientras la zona sur y costa atlántica de Estados Unidos se enfrenta a las inundaciones a causa de los huracanes (Harvey, Irma, José y Katia), la costa del Pacífico tiene que luchar contra el fuego que todo se come. En toda la zona oeste de EEUU hay 172 fuegos activos, de los cuales 78 son calificados como "grandes incendios" por el Centro Nacional contra el Fuego.

En lo que va de año han ardido 3,3 millones de hectáreas, el doble de la media anual de la última década, y han fallecido nueve bomberos. Estados como California, pero también Montana, Oregón y Washington, al noroeste del país, están entre los más afectados.

De las imágenes de los fuegos catastróficos que asolan la zona, una llama poderosamente la atención. Se trata del campo de golf Beacon, en la localidad de North Bonneville, perteneciente al estado de Washington pero en la frontera con Oregon. Mientras los golfistas parecen acabar tranquilamente su juego, un inmenso incendio devora docenas de árboles situados tras ellos.

La imagen fue tomada el lunes, 4 de septiembre, por la fotógrafa amateur Kristi McCluer, que se encontraba por casualidad en la zona haciendo una caminata y que paró en un parking a sacarla. McCluer ha confirmado a un diario de Oregon que la imagen es auténtica (tanto esa como la serie entera), y que el único retoque que le hizo fue darle algo más de luz. Ahora, unos días después, se ha convertido en viral.

REUTERS/Kristi McCluer
El bosque de Eagle Creek arde mientras varios golfistas juegan en el Campo de Golf Beacon de North Bonneville, en Washington, EEUU, el 4 de septiembre de 2017.

REUTERS/Kristi McCluer
El Beacon Rock Golf Course en North Bonneville, Washington, EEUU.

REUTERS/Kristi McCluer
Imágenes del incendio desde el campo de golf Beacon Rock Golf Course en North Bonneville, Washington.

REUTERS/Kristi McCluer
Carritos del golf durante el incendio.

Muchos han criticado las fotos por la pasividad que muestra un grupo de jugadores (aunque es cierto que se ve a una pareja más adelante observando, inmóviles, el fuego) mientras el incendio los cerca, unas llamaradas que parece que no fueran con ellos. Pura carga simbólica.

En declaraciones recogidas por Buzzfeed, el jefe de operaciones del campo de golf Beacon afirma que nadie estaba en peligro cuando se tomaron las fotos, y que las llamas "parecen mucho más cerca de lo que están". "Es la perspectiva: la zona en la que están los golfistas está a más o menos milla y media del fuego [unos 2,4 kilómetros] y entremedias está el enorme río Columbia, con su media milla [uos 800 metros] de ancho", ha explicado Mark Mayfield.

Sin embargo, las explicaciones no parecen haber convencido a todos...

"No he visto mejor analogía visual de la situación actual de EEUU".

"En el panteón de las metáforas visuales de América, hoy, esta imagen se lleva el premio gordo".

"Dos enormes huracanes e incendios forestales catastróficos. Nosotros como: el cambio climático es una farsa, vamos a jugar al golf".

"Todo bien".

"Nada que ver por aquí".

Además, cuando el golf es el deporte favorito del presidente Trump, la cosa da aún más de sí.

Una imagen que recuerda a esta, tomada en Alberta, Canadá, en junio de este mismo año: