INTERNACIONAL

Hamás debate en El Cairo cómo terminar la división con Al Fatah

Desde que el Movimiento de Resistencia Islámico se hizo con el poder en Gaza, en 2007, ambos movimientos están enfrentados, con los territorios separados y sin apenas conexión administrativa.

11/09/2017 21:17 CEST | Actualizado 11/09/2017 21:24 CEST
Mohammed Salem / REUTERS
Los principales mandos de Hamás, fotografiados en mayo en Gaza al presentar su nueva hoja de ruta política.

Líderes del movimiento islamista Hamás, que gobierna en Gaza, debaten con oficiales de alto rango egipcios en El Cairo cómo acabar con la división interna que les separa desde hace una década del partido nacionalista Al Fatah, dirigido por el presidente palestino Mahmud Abbas, que gobierna en Cisjordania.

Las partes abordan en sus conversaciones cuatro puntos principales: "el impulso de los lazos bilaterales, el seguimiento de los acuerdos que alcanzaron en El Cairo en junio, la causa palestina en general y la reconciliación interna con Al Fatah", informó hoy en un comunicado Taher Nuno, jefe de la Oficina del líder de Hamás, Ismail Haniye.

La ronda de encuentros comenzó ayer con la presencia en El Cairo de una delegación de altos cargos de Hamás encabezada por Haniye que incluye al jefe del movimiento en la Franja, Yahya Sinwar, en la primera visita que hace desde su nombramiento como líder el pasado mes de mayo.

La atmósfera de las reuniones "fue cálida" y los debates "valientes, optimistas y positivos", apuntó Nuno.

El portavoz de Hamás en el enclave costero, Fawzi Barhum, coincidió en apuntar que la visita se centraría en aliviar el bloqueo que sufre el enclave costero, mejorar lar relaciones con Egipto y acabar con diez años de división interna palestina.

En junio de 2007 y tras semanas de enfrentamientos, Hamás tomó por la fuerza el control de la Franja de Gaza y expulsó a las fuerzas leales al presidente palestino Abás, que gobierna en Cisjordania. Desde entonces, ambas partes han sido incapaces de reconciliarse y Gaza permanece bajo un férreo bloqueo impuesto por Israel que se ha visto reforzado en los últimos años por la decisión de las autoridades egipcias de cerrar el paso de Rafah que conecta la Franja con su territorio y que solo abre de manera excepcional.

En junio se pactaron en El Cairo varios acuerdos, entre ellos, un aumento de la seguridad en la frontera y la apertura permanente de Rafah a partir de septiembre, algo que por ahora no ha sucedido.

Ayer el diario digital israelí Ynet aseguró que a cambio del reforzamiento de la seguridad por parte de Hamás, Egipto aliviaría el bloqueo a Gaza y permitiría una mayor trasferencia de bienes.

Gaza, a la luz de un candil