INTERNACIONAL

Las autoridades del Kurdistán iraquí afirman que ha ganado el sí en el referéndum por la independencia

Fuentes del partido de Masoud Barzani sostienen que la escisión ha ganado con un 93% de los votos.

26/09/2017 20:09 CEST | Actualizado 26/09/2017 20:48 CEST
Ahmed Jadallah / REUTERS
Un grupo de kurdos festeja la celebración del referéndum en las calles de Erbil, Irak, en la noche de ayer.

Gana el sí. El presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, ha asegurado esta tarde-noche en el referéndum de independencia celebrado ayer en la región ha ganado la opción independentista, según han informado la agencia Reuters.

La consulta contaba con la oposición frontal de Bagdad, así como de Irán y Turquía, que también han amenazado con cerrar sus fronteras e imponer sanciones económicas al Kurdistán si se declara soberano.

Antes de hacer este anuncio, Barzani pidió al Gobierno central de Bagdad que no cierre la puerta al diálogo "serio". En un discurso televisado, Barzani dijo al primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, y a los líderes políticos que "en lugar de (lanzar) amenazas, seamos amigos" y les pidió que den "amplio espacio al diálogo", abunda EFE.

"El referéndum no busca imponer una realidad, ni delimitar las fronteras del Kurdistán, sino que su objetivo es que el pueblo decida su autodeterminación", explicó el mandatario, que apareció sentado en una mesa, con las banderas iraquí y kurda a sus espaldas. "Estamos dispuestos a solucionar los problemas porque la paz es nuestra opción", añadió. "Podemos afrontar dificultades pero las vamos a superar", enfatizó Barzani, pidiendo a las potencias mundiales "que respeten la voluntad de millones de personas" que votaron en el referéndum.

Además, señaló que "cualquier castigo no va a ser peor que la masacre de Anfal y otras masacres", en referencia a las campañas de limpieza étnica contra los kurdos realizadas por el dictador iraquí Sadam Hussein en los años 80, en concreto la de Anfal que acabó con la vida de unos 182.000 personas de esta comunidad.

Barzani se dirigió a los países vecinos, que se han opuesto al plebiscito, y les recordó: "Hemos sido siempre un factor de estabilidad en la región y seguimos siéndolo". También quiso asegurar a la comunidad internacional que su Gobierno está comprometido con el diálogo y que "las amenazas no resolverán nada".

ULTIMÁTUM DESDE BAGDAD

Por su parte, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, anunció esta mañana que prohibirá los vuelos hacia y desde el Kurdistán, si el Gobierno local no entrega el control de los aeropuertos a las autoridades centrales en un plazo de 72 horas, así como el de los pasos terrestres que llevan a esa región.

En una rueda de prensa en Bagdad, Al Abadi dijo que el Consejo de Ministros "decidió prohibir los viajes nacionales e internacionales hacia y desde el Kurdistán si no someten (los kurdos) los aeropuertos al control del Gobierno federal". Asimismo, el Consejo de Ministros aprobó entregar "los pasos fronterizos (al control) del Gobierno federal y esto incluye cerrar los pasos no oficiales entre ambos territorios y someter los oficiales", añadió Al Abadi.

El primer ministro aseguró que esas decisiones fueron tomadas en base a la Constitución iraquí, en la que se reconoce la autonomía del Kurdistán como parte de un Estado federal.

Este referéndum representa un peligro para todos los iraquíes y va a poner los intereses de los países de la zona en peligroHaidar al Abadi, primer ministro iraquí

Al Abadi también advirtió de que no va a negociar en base a los resultados de un referéndum de independencia "unilateral e inconstitucional", después de que las autoridades kurdas se mostraran dispuestas a dialogar tras la votación de ayer.

"Este referéndum representa un peligro para todos los iraquíes y va a poner los intereses de los países de la zona en peligro", añadió el jefe del Gobierno.

Ayer, las autoridades kurdas celebraron una consulta de independencia en esta región del norte de Irak, con la oposición de Bagdad y de los vecinos Irán y Turquía, que también han amenazado con cerrar sus fronteras e imponer sanciones económicas al Kurdistán.