POLÍTICA

Trapero traslada a la Fiscalía que precintar los colegios electorales puede poner en riesgo el orden público

"El cumplimiento de instrucciones no exime de la responsabilidad de contemplar que seguirlas puede tener consecuencias no deseadas", explican los Mossos.

27/09/2017 15:23 CEST | Actualizado 27/09/2017 15:50 CEST
Albert Gea / Reuters

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha trasladado al fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, que precintar los colegios electorales de cara al 1-O, cumpliendo así su instrucción, puede poner en riesgo el orden público.

Así se ha expresado en un escrito presentado al fiscal en la reunión mantenida este miércoles junto con los mandos de la Guardia Civil y Policía Nacional en Cataluña, y el coordinador del dispositivo policial del 1-O, el coronel Diego Pérez de los Cobos, han informado fuentes de la policía catalana.

Según han informado los Mossos en su cuenta de Twitter, se ha explicado al fiscal que "el cumplimiento de instrucciones no excluye la responsabilidad profesional de contemplar que aplicarlas puede acarrear consecuencias no deseadas", como alteraciones del orden público.

"MÁS QUE PREVISIBLE RIESGO"

"Estas consecuencias se refieren a la seguridad ciudadana y el más que previsible riesgo de alteraciones de orden público que se puedan derivar", han puntualizado.

En la red social, los Mossos han explicado que se han transmitido al fiscal varias consideraciones "respecto de la situación de tensión que se está generando en relación con los actos del próximo 1-O". En cualquier caso, afirman que todas las consideraciones se hacen desde la voluntad de dar "el mejor y más adecuado cumplimiento a sus instrucciones".

Afirman que la aplicación de las medidas acordadas por Fiscalía se ajustarán a los principios básicos que rigen cualquier actuación policial y que esto conlleva "la necesidad de ser especialmente cuidadosos con los principios de oportunidad, proporcionalidad y congruencia".

A la reunión de este mediodía en la Fiscalía Superior, en la calle Pau Claris de Barcelona, y que ha durado un poco más de una hora, han acudido además el jefe superior de la Policía, Sebastián Trapote, y el general jefe de la Guardia Civil en Catalunya, Ángel Gozalo.

Cataluña sale a la calle por el "derecho a decidir"