INTERNACIONAL

Tímido avance en discusión sobre armas en EEUU tras matanza de Las Vegas

Hasta la Asociación Nacional del Rifle ha pedido regular los dispositivos que modifican los rifles en armas automáticas.

06/10/2017 07:49 CEST | Actualizado 06/10/2017 07:56 CEST
AFP
Decenas de personas se manifiestan contra la falta de regulación de las armas en EEUU.
Legisladores republicanos han admitido este jueves estar dispuestos a discutir una prohibición del mecanismo que transforma fusiles en armas automáticas, piezas de venta libre que permitieron a un tirador en Las Vegas matar el domingo a 58 personas y herir a más de 500.

"Obviamente es algo que debemos analizar", ha dicho el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, en referencia a la venta libre de un dispositivo que multiplica la capacidad de disparo de armas largas y permite centenas de tiros por minuto.

El mecanismo, llamado "bump stock" en inglés, substituye la culata y la extensión de apoyo de un fusil, y utiliza el retroceso provocado por cada disparo para generar una secuencia, haciendo que el arma se convierta en automática, como una ametralladora.

Esas piezas se compran libremente en Estados Unidos, inclusive en tiendas en línea, por menos de 100 dólares.

El propio Ryan ha admitido que no tenía idea de qué eran los "bump stock" y para qué servían hasta conocer detalles de la matanza del domingo en la noche en Las Vegas.

El tirador, Stephen Paddock, utilizó esos dispositivos para transformar fusiles en ametralladoras durante la matanza, y con ello se abrió un debate sobre el libre acceso a estos mecanismos.

TRUMP, "ABIERTO" A DISCUTIR

Este jueves, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha dicho que la presidencia estaba "abierta" a discutir el aspecto, pero puntualizó que la prioridad del presidente Donald Trump era "unir al país" y no encabezar ese debate. "Tenemos la expectativa de audiencias y otros esfuerzos para reunir información sobre esto, y queremos ser parte de esa discusión. Estamos abiertos a eso", ha manifestado.

Tenemos la expectativa de audiencias y otros esfuerzos para reunir información sobre esto, y queremos ser parte de esa discusión. Estamos abiertos a eso

Inclusive la controvertida Asociación Nacional del Rifle (NRA) ha emitido una nota afirmando que los "dispositivos diseñados para permitir que rifles semiautomáticos funcionen como rifles completamente automáticos deben ser objeto de regulación adicional".

En medio de la conmoción por la matanza en Las Vegas, legisladores del partido Republicano —tradicionalmente reacios a cualquier tipo de control de armas— tímidamente han pasado a admitir que la diseminación de los "bump stock" ha cambiado el carácter de la discusión.

"Estoy en medio de conversaciones concretas con cinco o seis de mis colegas republicanos" sobre el veto a los "bump stock", ha dicho el legislador demócrata David Cicilline. "Nadie debería poseer estos mecanismos que transforman un fusil semiautomático en un arma equivalente a una ametralladora", ha añadido.

Nadie debería poseer estos mecanismos que transforman un fusil semiautomático en un arma equivalente a una ametralladora

El republicano Robert Goodlatte, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, también ha admitido que "vamos a analizar esto".

En el Senado, por lo menos dos legisladores republicanos —John Cornyn y John Tune— también han emitido señales de que estaban abiertos a esta discusión.

Sin embargo, los líderes republicanos se mantienen firmes en su rechazo a cualquier tipo de control a la venta de armamento, e insisten en que no es el momento adecuado para discutir sobre el asunto.

Para el líder de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell, es "completamente inapropiado politizar ahora esta cuestión".

Incluso el representante Steve Scalise, gravemente herido a balazos en julio, dijo que "es una vergüenza que cada vez que hay un tiroteo haya gente que piensa cómo promover el control de armas, en vez de pensar cómo rezar y ayudar a las víctimas".

LA FIRME OPOSICIÓN

En Las Vegas, los vendedores de armas temen ahora que la adopción de restricciones afecte los negocios.

La venta de fusiles, inclusive aquellos de alto poder, es permitida en Estados Unidos, aunque las armas automáticas fueron prohibidas en 1980. El uso de los "bump stock" permitió burlar esa prohibición.

Art Netherton, propietario de la armería Briarhawk y uno de los pocos empresarios del ramo que ha aceptado con hablar con la prensa, ha dicho a la agencia AFP que se sentía "horrorizado" por la matanza, pero ha condenado la idea de adoptar leyes que limiten el comercio de armas.

Según dijo, los "bump stock" son difíciles de usar. "Se necesita mucha práctica para lograr disparar, porque es cuestión de ritmo. En nuestro comercio no lo tenemos, nunca lo hemos vendido", ha señalado.

En tanto, los estadounidenses siguen recibiendo noticias sorprendentes sobre el responsable por la matanza de Las Vegas.

El sitio web TMZ, dedicado a espectáculos, ha publicadoó que Paddock había reservado una habitación de un hotel de la ciudad de Chicago frente al espacio donde se realiza el festival de rock Lollapalooza. Esta información ha sido confirmada a la agencia AFP por una portavoz del establecimiento.

"Hubo una reserva bajo el nombre de Stephen Paddock", ha dicho la portavoz Emmy Carragher. "No hemos confirmado si es el mismo Stephen Paddock (que mató a 58 personas e hirió a más de 500). Estamos trabajando con las autoridades", ha agregado. Las fechas coincidían con las del Lollapalooza.

Asimismo, el periódico Boston Globe ha asegurado que Paddock investigó en internet sobre el estadio de béisbol Fenway Park y el Centro para las Artes de Boston, un lugar más pequeño. Estos hallazgos parecen indicar que planificó un ataque durante al menos dos meses.