TENDENCIAS

El hijo de Richard Dreyfuss acusa a Kevin Spacey de haberlo manoseado delante de su padre

"Kevin Spacey es un depredador sexual. Pero nunca pensé que hablar seriamente de ello fuera una opción".

06/11/2017 12:05 CET | Actualizado 06/11/2017 12:05 CET
Getty Images

El actor Harry Dreyfuss, hijo del oscarizado Richard Dreyfuss (Tiburón, Encuentros en la tercera fase), ha asegurado que el actor Kevin Spacey lo acosó sexualmente, sumándose así a una lista creciente de acusaciones.

En un artículo publicado en BuzzFeed este sábado el actor, de 27 años, acusó al protagonista de House of Cards de haberlo manoseado. Según sus palabras, ocurrió en 2008 en el apartamento de Spacey en Londres cuando tenía 18 años y su padre estaba en la misma habitación.

Los tres hombres estaban leyendo el guión de la obra Complicit del Old Vic Theatre de Londres, del que Spacey fue director artístico de 2004 a 2015. Fue ahí cuando Harry Dreyfuss asegura que el actor de American Beauty le puso la mano en el muslo y luego en los genitales.

Getty Images via Getty Images
Richard Dreyfuss y su hijo Harry en el año 2000.

"Mi padre no lo vio y no le hablé sobre el incidente en varios años. En vez de eso, pasé los siguientes nuevo años contando esta historia en fiestas", escribió.

Haciendo como que no era gran cosa le resultó más fácil aceptarlo, contó. "Si podía reírme de ello entonces seguramente no era una víctima", razonó.

Cuando estaba en la universidad la historia se volvió menos divertida cuando otras personas del teatro le escucharon contarla y le dijeron que conocían a más gente a la que Spacey había manoseado.

"Las víctimas de muchas de esas historias solían ser hombres jóvenes. Eran tan comunes que empecé a hacer una pausa en mi historia para que la gente pudiera asentir y decir: 'Oh, sí, ya había escuchado esto antes", escribió. "Todas esas respuestas hicieron que me diera cuenta de que no había nada gracioso en mi historia. No era un chiste".

"Kevin Spacey es un depredador sexual. Pero nunca pensé que hablar seriamente de ello fuera una opción", dijo.

Su padre expresó este sábado a través de Twitter el orgullo que sentía de que su hijo hubiera dado un paso al frente: "Quiero a mi hijo @harrydreyfuss más de lo que podría explicar con todas las palabras del mundo".

Bryan Freedman, abogado que representa a Spacey, ha afirmado a BuzzFeed que el actor "niega las acusaciones". La edición estadounidense del HuffPost se puso en contacto con él pero por el momento no ha respondido.

El viernes BuzzFeed informó de que otros tres hombres también acusaban a Spacey de haberse propasado, uno de ellos tenía 16 años cuando ocurrió. Esta persona, Justin Dowes, contó que Spacey les invitó a él y a un amigo a ver Chinatown en 1988. Según Dowes, en lugar de ver la película Spacey, que entonces tenía 29 años, le dio un cocktail y puso pornografía.

"Él sabía que estaba en el instituto", aseguró a BuzzFeed. "Eso estaba muy claro, no es que yo pretendiera ser mayor o más guay".

En otro incidente ocurrido en 2000, un periodista, que no quiso ser identificado, contó en BuzzFeed que lo que comenzó como una entrevista para una revista de tirada nacional en Londres terminó con el actor manoseándolo en un club. Tenía veintipocos en aquel momento.

"Él intentaba alcanzar entre mis piernas y, ya sabes, me agarraba el pene", aseguró el hombre. "Le quitaba la mano y le decía algo que creía que era divertido. Después empecé a molestarme y eso quedó muy claro".

El periodista dijo que se levantó para marcharse pero Spacey lo siguió hasta la puerta y trató de bloquearle la salida, todo mientras le gritaba y le acusaba de ser un cobarde por no querer tener sexo con él. "Esa era su táctica. Era increíble", dijo.

El periodista se marchó y contó el incidente a su editor, quien confirmó este extremo a BuzzFeed.

Mark Ebenhoch, que trabajó como asesor técnico militar en la película de 1995 Outbreak, afirmó que recibió proposiciones sexuales por parte de un asistente de Spacey, que se le acercó en el set.

Durante el rodaje, Ebenhoch, quien se describió como un gay encerrado en el armario en ese momento, dijo que Spacey se encerraba en su caravana con un grupo de asistentes jóvenes, a quienes se refería como su harén.

Fue uno de ellos quien se aproximó a Ebenhoch "de la nada" con una invitación para unirse a ellos. "Lisa y llanamente me pidieron que me uniera a un acto sexual. Fue suficiente para aturdirme. Me dejó estupefacto", recordó. Rechazó la oferta y se mantuvo alejado de Spacey el resto del rodaje.

Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense del 'HuffPost' y ha sido traducido del inglés.

MÁS SERIES