NOTICIAS

El Gobierno recurre ante el Constitucional la ley de Baleares que prohíbe que el toro muera en la plaza

Prohíbe que el animal muera en la plaza y que entren menores en el coso.

10/11/2017 17:33 CET | Actualizado 10/11/2017 18:31 CET
EFE
El torero Andrés Roca Rey lidia un toro en la Feria del Señor de los Milagros, en Lima (Perú). EFE/Ernesto Arias

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra algunos artículos de la Ley de Corridas de Toros y Protección de los Animales de las Islas Baleares. Esta norma prohíbe expresamente maltratar y matar a los toros durante la corrida. Moncloa considera que invade competencias estatales y pide al Tribunal Constitucional que suspenda su aplicación de manera cautelar.

El encargado de anunciarlo ha sido Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno, a la par que ministro de Educación, Cultura y Deporte. "El Consejo de Ministros ha tomado el acuerdo de solicitar al señor presidente del Gobierno la interposición de un recurso de inconstitucionalidad en relación con determinados preceptos de la ley de Islas Baleares de 3 de agosto de 2017 de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales", ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Parlamento de Baleares aprobó esta norma el pasado 24 de julio con los votos a favor del PSIB, los ecosoberanistas Més y Podemos. Estas tres formaciones son las que sustentan el Gobierno de la socialista Francina Armengol, aunque únicamente las dos primeras forman parte del Ejecutivo balear. En contra de la legislación votaron PP y Ciudadanos.

La tradición taurina en Baleares es limitada. "En las Illes Balears las corridas de todos son escasas", recoge en su preámbulo la propia ley recurrida por Rajoy. En 2015 solo se celebró una corrida de toros en la región y en 2016 hubo dos, según la Estadística de Asuntos Taurinos 2012 - 2016, elaborada por el Ministerio.

La ley solo permite a los toreros y auxiliares el uso del capote y la muleta, según recoge el artículo 9. Quedan prohibidas banderillas, puntas de pica, picas, farpas, estoques o espadas, u otro "intrumento punzante que pueda producir heridas y/o la muerte del toro".

Además se establecía que un tiempo máximo de 10 minutos para la lidia del toro y un límite de tres toros por espectáculo. También elevaba la edad de entrada en los festejos taurinos de los 16 años hasta la mayoría de edad (18 años).

La secretaría de Estado de Cultura ha emitido un comunicado en el que asegura que la norma invade competencias estatales y recuerda que el Estatuto de Autonomía de las islas, cuya última reforma se aprobó en 2007, no incluye competencias en materia de protección animal. "La regulación del Parlamento balear incumple determinados preceptos de leyes estatales, tanto las referidas a patrimonio inmaterial como las referidas a la tauromaquia", ha señalado Méndez de Vigo.

Cultura recuerda en la nota de prensa la sentencia del Tribunal Constitucional de 2016 que anuló la prohibición de las corridas de toros en Cataluña.

El acuerdo al que ha llegado el Consejo de Ministros incluye la solicitud al Constitución de la suspensión cautelar de esta ley autonómica. Al ser recurrida por el Gobierno, esto ocurrirá de manera automática una vez sea admitido al trámite el recurso. Las corridas de toros se celebrarán al igual que en el resto de España hasta que el Tribunal decida.