TENDENCIAS

Karl Lagerfeld: "No se puede matar a millones de judíos y luego hacer venir a sus peores enemigos"

El diseñador de Chanel desata la polémica por unas encendidas declaraciones contra los refugiados en la televisión pública francesa.

14/11/2017 11:02 CET | Actualizado 14/11/2017 11:19 CET
Gonzalo Fuentes / Reuters
El diseñador Karl Lagerfeld tras el desfile de primavera-verano 2018 de Chanel celebrado en París en octubre de 2017.

El diseñador de moda Karl Lagerfeld, cabeza de las casas Chanel y Fendi, ha desatado la polémica al calificar en una cadena de televisión francesa a los inmigrantes en Alemania como "los peores enemigos" de los judíos, lo que ha provocado las protestas de los telespectadores.

Uno de los responsables del audiovisual francés afirmó el lunes que había recibido centenares de protestas, después de que el sábado el director artístico de Chanel criticara la política migratoria de la canciller Angela Merkel, asegurando que "no se puede, incluso si pasaron varias décadas, matar a millones de judíos y luego hacer venir a millones de sus peores enemigos".

"Voy a decir algo horrible", anunciaba el diseñador alemán a la cadena C8 antes de pronunciar esas palabras.

Lagerfeld subrayó que Francia, "país de los derechos humanos", acogió entre "10.000 y 20.000" extranjeros durante la ola de migrantes que llegaron a Europa en 2015, procedentes en gran parte de países musulmanes.

Merkel, que "ya había recibido a millones y millones (de inmigrantes), que están bien integrados, trabajan (...) no tenía necesidad de echarse encima a un millón más, para darse una imagen adorable tras la imagen de madrastra que dio en la historia de la crisis griega".

El Consejo Superior del Audiovisual francés explicó que estudiaría la secuencia televisiva para determinar si abre una investigación.

En 2011, el diseñador británico John Galliano fue despedido de Dior y cayó en desgracia tras haber proferido, ebrio, insultos antisemitas en un café parisino, por los que presentó después disculpas.

Chanel en La Habana