TENDENCIAS

Siete trucos para mejor tus vídeos a cámara lenta

♪ ♬ Despacito... ♪ ♬

24/11/2017 16:59 CET | Actualizado 27/11/2017 10:50 CET

Los móviles han transformando nuestros hábitos y la forma en la que captamos el mundo que nos rodea: cuando incorporaron la cámara trasera, dejamos de usar cámaras compactas; cuando incluyeron la cámara frontal, comenzó la fiebre por los selfis; cuando se sincronizaron con las redes sociales, nos habituamos a efectos boomerang, filtros o expresivos zooms de dramatización. Incluso la grabación en vertical está sustituyendo al eterno formato panorámico horizontal heredado del cine. En definitiva: la tecnología y las redes sociales están creando nuevos lenguajes.

En ese entramado de novedades técnicas, la tendencia que llega pisando fuerte es la cámara superlenta. Las compañías punteras están dedicándole todos sus esfuerzos a esta nueva forma de capturar minuciosamente el tiempo para después reproducirlo a cámara lenta.

En las cercanías del lago Lomond, en Escocia, el director de fotografía Mateo Willis, quien ha rodado una película documental colectiva junto a otros 40 cineastas, ha desvelado los secretos para sacarle partido a esta prestación del smartphone:

BUSCA EL CAMBIO

Globos que explotan, objetos que chocan, agua que se derrama o salpica, limpiaparabrisas que eliminan las gotas, objetos, personas o animales en movimiento... Cualquier cosa en la que se produzca un cambio será una buena elección.

PARALIZA EL TIEMPO

Busca situaciones habituales en las que haya mucho movimiento. Cualquier cosa que no estemos acostumbrados a ver a cámara lenta obtendrá un interés y una belleza enormes solo por la magia de ver los procesos que normalmente escapan a nuestra percepción.

PERSIGUE LA LUZ

Las cámaras ya graban a 4K y a Full HD, pero los modos a cámara lenta no llegan a esa resolución porque multiplican por 40 la cantidad de imágenes capturadas por segundo y los archivos pesarían demasiado. Graban por tanto a una calidad menor y tienen mucho menos tiempo para capturar cada imagen, por lo que es importante que haya bastante luz para que se pueda captar el movimiento sin que aparezca ruido.

En la imagen, el momento del aterrizaje de un hidroavión en el lago Lomond, Escocia.

REPITE SIN MIEDO

Cuando buscamos inmortalizar el momento preciso, a veces es necesario ensayar o hacer muchos intentos para poder elegir el que mejor plasme la esencia.

PLANIFICA LA SECUENCIA

Cuando hay un objeto en movimiento, lo mejor es esperar a que entre en pantalla para pulsar entonces el modo de cámara lenta. De esa forma, el clip resultante mostrará la variación de velocidades en el centro del encuadre. Intenta anticiparte al movimiento y la trayectoria que crees que se va a dar.

BUSCA NUEVAS PERSPECTIVAS

Mostrar algo a cámara lenta es una novedad técnica que al principio nos va a dejar boquiabiertos, pero si se generaliza, va a formar parte de nuestro imaginario y puede que nos acostumbremos. Por eso, al igual que cualquier fotógrafo profesional, el ideal será buscar un buen encuadre y nuevas perspectivas.

AYÚDATE DE LA LUZ Y EL COLOR

Un contraluz puede hacer destacar las gotas de lluvia que desde otra perspectiva no se verían. Lo mismo ocurre con un día nublado, que va a mostrar más gradación entre los colores y por tanto es el tipo de luz más preciada por los fotógrafos. Si algo no destaca, busca el contraste de colores cambiando tu posición para hacer que lo que haya de fondo cree un recorte que haga que la figura principal destaque.

Todas las imágenes de este reportaje han sido capturadas con un smartphone Xperia XZ1.