TENDENCIAS

Por qué 'Casablanca' llegó a España cuatro años después de su estreno en EEUU

Se cumplen 75 años del estreno en Nueva York de la película protagonizada por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman.

26/11/2017 10:43 CET | Actualizado 26/11/2017 10:43 CET
CASABLANCA/WARNER

Es una de las historias de amor más celebradas del cine pero también una de las películas de la época dorada de Hollywood con un trasfondo político más claro. Se cumplen 75 años del exitoso estreno de Casablanca en Nueva York. "Una película que provoca un hormigueo en la columna vertebral y que hace dar un salto al corazón", como la describió entonces el crítico de The New York Times, Bosley Crowther, que la encumbró como una de las "más excitantes del año". Buenas críticas que contrastan con el fracaso de Everybody Comes to Rick's, la obra teatral en la que se basa el largometraje.

Poco tiene que ver esa situación con la que vivió al llegar a España. Casablanca llegó a las salas de cine de nuestro país cuatro años más tarde, el 19 de diciembre de 1946, y lo hizo de forma muy discreta. ¿El motivo de este retraso? El boicot de varias grandes productoras de Hollywood hacia el régimen de Franco por haberse posicionado del lado de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

Tal y como explicó Antonio García-Rayo durante una proyección especial de este clásico en 2010, la cinta se estrenó de "tapadillo" y en la prensa española de la época "no hay críticas de esta película". Una vez estrenada, la cinta sí se sometió a la censura habitual de la época y en el primer doblaje se omitieron todas las referencias a la actividad de Rick (Humphrey Bogart) con el bando republicano. Existen otros dos doblajes, uno de 1966 y otro 1983.

Aún así, el más popularizado está plagado de errores de traducción que hace que se hayan perdido algunas de las frases más conocidas de la versión original como Here's looking at you, kid, que podría traducirse como "Esta va por ti, muñeca".

Esta frase que Rick le dice a Isla (Ingrid Bergman) no estaba incluida en los primeros guiones de la película y se cree que era lo que se decían Bogart y Bergman en los descansos entre tomas, cuando jugaban al póker. La cita ocupa el quinto puesto en una lista elaborada por AFI (American Film Institute) en la que se preguntó a los espectadores por las frases más célebres del cine. Casablanca es la película con más citas en la lista ya que son seis las que se han conseguido colar.

"Siempre nos quedará París", "«Louis, creo que este es el principio de una gran amistad" o "Tócala, Sam" son algunas de esas frases que podemos escuchar aleatoriamente sin saber de dónde salen y que tienen su origen en esta película. Pese a su discreta llegada a España, Casablanca, galardonada con tres Premios Oscar, ha conseguido hacerse un hueco en la memoria colectiva de los espectadores y sus frases, sus escenas y su banda sonora, encabezada por As time goes by, forman parte de la cultura popular.

Este clásico de Hollywood nos deja un importante mensaje que habla del sacrificio propio para ayudar a una causa mayor, de la amistad y del amor, dando lugar a un puzle en el que todas las piezas encajan como pocas veces sucede en una película. A Ilsa y Rick siempre les quedará París, y a nosotros siempre nos quedará Casablanca.