BLOGS

Cocinar es un acto de amor y cultura

31/05/2015 10:00 CEST | Actualizado 31/05/2016 11:12 CEST


Canción recomendada: Summer, Moby.

2015-05-28-1432809110-9485859-Capturadepantalla20150528alas12.29.49.png

Dicen y digo que España está tocada por banqueros, políticos, empresarios corruptos y otras banderas que difícilmente puedo sostener. Esta situación de cabreo y malestar irrumpe en lo cotidiano, malgastando las energías e ideas de la gente creativa, artesana, cultivada por viajes y experiencias, afectando a lo más grande que puede tener un país: educación. En fin, es tangible ese malestar, y ese giro político que tanto se buscaba entre almanaques; toca observar, más que nunca, hacía dónde vamos... españoles.

No me enrollo más, sigo regalando mis recetas a tod@s, que cocinar es más que un acto biológico; es un acto de amor y cultura ....

Os tengo una receta sencilla pero estupenda, y quiero explicaros algunas cosas antes. En detalle. Con un poquito de profundidad. Empezaré por lo más sencillo, que no lo es tanto: el arroz. En esta ocasión, hay que utilizar Carnaroli, que es el arroz preferido por los italianos a la hora de preparar un buen risotto. ¿Por qué? Muy sencillo, porque posee un contenido muy alto de almidón, lo que hace que sea ideal para la cocción lenta y la absorción de jugos que requiere un buen risotto. Además, posee una textura más firme (incluso cuando está cremoso, mantiene el centro del grano al dente) y tiene el grano más largo que el otro arroz utilizado para estos fines, el Arborio. El Carnaroli es originario de las ciudades de Pavia, Novara y Vercelli, y se le llama habitualmente "superfino" y "re dei rissi", o sea, "rey de los arroces". ¿Convencidos? Imagino que sí.

Pues aquí os dejo esta maravillosa receta digna de reyes!!!!

Risotto de *trufa d'alba con dados de foie-gras fresco y manitas de cordero lechal

240 gramos de arroz carnalori/ 40 gramos de trufas blancas/ 80 gramos de mantequilla muy fresca / 40 gramos de parmesano / 100 gramos de foie-gras / 3 manos de cordero lechal tierno / 1 litro de caldo de ternera blanca/ Sal y pimienta del molino / 1 puerro blanco / 1 manojito de salvia

  • Limpiar las manitas y lavar. Cocer en una olla con laurel, dientes de ajo y cebolla durante cincuenta minutos aproximadamente. Deshuesar las manitas y reservar.
  • En una cacerola de fondo grueso, fondear con sesenta gramos de mantequilla la cebolla y el puerro lo más finamente posible. Añadir el arroz y cocinar dos minutos, justamente hasta que se quede transparente.
  • Calentar el caldo de ternera.
  • Añadir el arroz, las manos de cordero y verter el caldo.
  • Remover con una cuchara de madera; no descuidar durante la cocción el arroz (el caldo hay que añadirlo poco a poco).
  • Saltear, mientras, los dados de foie-gras. Incorporar la mantequilla y el queso parmesano y, en el último momento, añadir láminas de trufa y el resto del queso parmesano. Servir.

*Se puede cambiar por trufa negra en cualquiera de sus variedades; depende del bolsillo y dónde os encontréis je, je.

OFRECIDO POR NISSAN