BLOGS

6 alimentos libidinosos que te pondrán en pie de guerra (1)

09/03/2014 09:58 CET | Actualizado 08/05/2014 11:12 CEST

2014-02-26-lafoto77.JPG

Después de escuchar a Rajoy decir lo bien que estamos en el Debate sobre el estado de la Nación, la verdad es que me quedo mucho más tranquilo. No solo parece que crecemos de nuevo, sino que al final nos vamos a hacer más altos y guapos gracias a sus medidas económicas y sociales. La sensación desde fuera es que vivimos en mundos paralelos, pero debe ser solo eso, una sensación, y como tal algo subjetivo que depende del espectador, aunque éste haya perdido todo o tenga menos, la vida le resulte mucho más cara y por el camino se hayan quedado muchos derechos adquiridos.

Sinceramente, es ponerse enfrente del televisor y oírles hablar y caer la libido a límites insospechados, a las catacumbas del deseo. Para evitarlo y aumentarla, además de la indignación y el arrebato para resistir, se hace imprescindible apartar la vista de la imagen y echar mano de todos los recursos disponibles que contribuyan a levantar la moral de aquellas zonas de nuestra orografía que la rutina o el desasosiego han convertido momentáneamente en un recuerdo plomizo y sin vigor. Unos recursos que, entre otros, encontraremos en nuestra despensa:

  1. L-Carnitina, que mejora la cantidad y calidad del esperma, imprimiendo a los espermatozoides mayor movilidad, convirtiéndolos en auténticos personajes en busca de su autor o de su presa. Presente en las carnes y en especial en el solomillo y el chuletón.
  2. Alfa-Androstetenol, que simula el olor de las feromonas, las hormonas responsables de la atracción física y sexual y que esta muy presente en la trufa, lo que le da carta de naturaleza afrodisíaca.
  3. Betacaroteno, presente en grandes cantidades en el tomate y que se transformará en nuestro organismo en vitamina A, importante impulsor de la testosterona y de la potencia sexual, incrementando la fuerza de lanzamiento en la eyaculación.
  4. Feniletilamina, sustancia productora y liberadora de dopamina y por tanto de efectos euforizantes, como el orgasmo, que aparece en grandes cantidades en el chocolate negro.
  5. Triptófano, la sustancia de la felicidad que mejora tanto el ánimo como aumenta el impulso sexual. El plátano es el producto natural en el que se encuentra en mayores cantidades, además de ser rico en potasio y vitamina B que mejoran la producción de hormonas sexuales. Su aspecto fálico puede darte una alegría, pero un plátano al día te hará que percibas la vida mejor.
  6. Licopeno, presente en los frutos de color rojo, entre otras propiedades es un potente antioxidante que protege y fortalece la próstata. En la fresa lo encontramos en buenas cantidades; además, esta fruta ayuda a que la sangre fluya y circule mejor al pene y mejora el deseo, la potencia y la creatividad sexual.

Tan sencillo como abrir la nevera. Un antídoto perfecto contra anodinos, arrogantes y soberbios Rajoys, Gallardones, Fernández Díaz, Cospedales, Aguirres, Florianos, Werts, Montoros, de Guindos y demás personajes de ficción o realidad paralela de efecto bromuro.

Te sugiero una combinación de estos alimentos que por su composición te pondrán en pie de guerra para alegría tuya y de tus seres queridos. Una combinación que te dotará de una flamante y poderosa arma para que la utilices como creas conveniente: como metafórico martillo de herejes y corruptelas o como sutil, tenaz e incansable instrumento de placer. En tus manos dejo la elección; en tus manos o en las que consideres adecuadas.

Un menú triunfador ante cualquier telediario: chuletón de vaca a la plancha cubierto de finas lascas de trufa, escamas de sal y un leve hilillo de aceite de oliva virgen extra, acompañado de rodajas de tomate raf asadas con tomillo, y de postre pinchitos de fresa y plátano con chocolate negro. Acompáñalo de cava, bien frío, de principio a fin...

Un menú tan sencillo y rápido de elaborar como lo es tu impaciencia por ver cumplidos tus deseos más íntimos.

Te auguro una velada llena de triunfos contra la que ningún debate triunfalista tendrá nada que hacer.

NECESITARÁS (para 2 personas)

  • 2 chuletones de 300gr cada uno
  • 25gr de trufa
  • Escamas de sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 tomates raf medianos
  • Pimienta y tomillo
  • 1 plátano
  • 12 fresas
  • 100gr de chocolate negro de fundir
  • 1 pomelo

ELABORACIÓN

  1. Funde el chocolate negro en el microondas a temperatura media durante 1'. Remueve hasta obtener una masa homogénea, fluida y espesa.
  2. Lava las fresas y córtales el pedúnculo. Pela el plátano y córtalo en trozos.
  3. Corta el pomelo en dos mitades. Colócalos con la cáscara hacia arriba.
  4. Pincha cada trozo de fruta con un palillo y pásalo por el chocolate fundido. Clávalos en las mitades de pomelo. Mete en la nevera y reserva hasta la hora de comer los Pinchitos de fresa y plátano con chocolate negro.
  5. Limpia y corta los tomates en rodajas gruesas. Calienta la plancha, pon un chorito de aceite y asa sin dejar que se ablanden demasiado, que se doren ligeramente. Emplata y espolvorea con escamas de sal, tomillo, un poco de pimienta y un hilito de aceite de oliva virgen extra.
  6. Calienta la plancha con unas gotas de aceite y asa la carne. El tiempo y el punto dependerán del grosor de la misma y el gusto del comensal. Emplátala junto a las rodajas de tomate espolvorea con las escamas de sal, esparce lascas de trufa por encima y rocía con un hilo de aceite por encima.
  7. Bueno, bueno, bueno... ya contarás.

NOTA

Las lascas de trufa obtenlas cortándolas con una mandolina de cocina. Si es pequeña rállala directamente sobre la carne. Imprescindible servir este plato recién hecho y en su punto de temperatura.

MÚSICA PARA ACOMPAÑAR

Para la elaboración: Sex Bomb, Tom Jones.

Para la degustación: Kiss, Prince.

VINO RECOMENDADO

Canals & Nubiola Brut Natural.

DÓNDE COMER

La libido es el bocado del que se alimenta el deseo caprichoso y fugaz por cotidiano o abatimiento, así que directamente en superficie horizontal, mullida o no, como un romano en su triclinium, con la pareja, comiendo y bebiendo sensualmente de la mano deseada, no vayan a asaltarnos de inmediato sus efectos y perdamos oportunidad.

QUÉ HACER PARA COMPENSAR LAS CALORÍAS

No sé cuál es tu disciplina ¿Eres velocista, corredor de fondo, nadador aplicado de sudores ardorosos, buceador intrépido? Da lo mismo, todo se compensa si la entrega es sincera y total.