Míchel

EFE

La 'atajada' del siglo

La marcha de Casillas es un efecto más del trienio negro del Real Madrid, en el que un personaje nefasto puso en cuestión los valores del club, y se le dejó hacer. Mourinho nunca perdonó a Iker la llamada telefónica a Xavi Hernández (otro mito) para rebajar aquella tensión fascista entre el Real y del Barca. Al final, Iker y Mourinho representan lo mejor y lo peor del madridismo.