PARIS

OFRECIDO POR NISSAN

Robuchon, elegancia en serie

En París en enero hace mucho frío. Por eso todo el mundo lleva calcetines. Por eso en París la gente, espontáneamente, se suele vestir para cenar. De modernos como en Loulou o de brillos como en el Costes. Ocurre hasta en lugares tan famosos y turísticos como Robuchon Etoile (el de Campos Elíseos).