Huffpost Spain
Pablo Zalba Headshot

Europa en bicicleta

Publicado: Actualizado:
Print Article

La Unión Europea a veces parece un niño, un niño de más de cincuenta años, pero un niño, que está aprendiendo a montar en bicicleta. Primero empezó con ruedines, quizás el Acta Única Europea y Maastricht. Luego llegó Lisboa y se le quitó un ruedín y, ahora, estamos aprendiendo a montar con un solo ruedín.

Las cosas bien hechas llevan su tiempo y mucha preparación y el Two Pack supone uno de estos ejercicios de preparación que la Unión Europea está llevando a cabo. Se trata de una práctica meticulosa que viene a proveer unas bases sólidas de una verdadera Unión Económica reforzando la coordinación de las políticas económicas de los Estados de la zona euro a través de Bruselas. Un paso fundamental, pues ya advirtió Lord Byron en el amanecer de los nuevos Estados del siglo XIX que "cuesta mil años construir un Estado, pero apenas unos minutos convertirlo en polvo".

Las declaraciones de Draghi y las decisiones del Consejo a finales del año pasado evitaron que nos convirtiéramos en polvo. El buen hacer de la Comisión, del Consejo y del Parlamento Europeo ha dado un nuevo empujón a estas decisiones consensuando el Two Pack el pasado 20 de febrero, que será votado en el Parlamento en la sesión plenaria de marzo.

El Two Pack está formado por dos reglamentos. El primero introduce medidas reforzadas de supervisión y disposiciones especiales para los Estados bajo un procedimiento de déficit excesivo. Es decir, de esta forma se crea un mecanismo que permite asesorar y vigilar a las autoridades europeas sobre los presupuestos nacionales para que cumplan el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) que establece un déficit público máximo del 3% del PIB y de deuda pública del 60%.

El segundo establece unas reglas de supervisión reforzada para los Estados de la zona euro que tienen o corren el riesgo de tener dificultades graves con respecto a la estabilidad financiera y para aquellos que perciben ayuda financiera. En resumen, crea un mecanismo para asegurar que los Estados cumplan con los objetivos de disminuir el déficit excesivo.

Así pues, todos los años, en otoño, los Estados Miembros deberán presentar a la Comisión sus planes presupuestarios para el año siguiente. En caso de que no cumplan el PEC, la Comisión podrá exigir su revisión, la cual puede ser ignorada por el Estado pero, en este caso, la Comisión podrá notificar esta actitud al Eurogrupo para que la debata.

¿Este reglamento implicaría entonces que la soberanía presupuestaria dejará de ser nacional? No, la soberanía presupuestaria sigue siendo nacional pero se hace un llamamiento a la coordinación, al célebre uno para todos de Alejandro Dumas, pues en este período de crisis está quedando patente la interdependencia que existe entre los Estados Miembros y la necesidad de más Europa para responder a nuestros problemas y ser más competitivos a nivel mundial.

Por otro lado está la supervisión a la cual deberán someterse aquellos países que la Comisión estime que tienen dificultades financieras o corran el riesgo de tenerlas. También serán vigilados los Estados sujetos a ayudas financieras. En la práctica ya existe para este último bloque de países la supervisión, pero el Two Pack crea un marco legal de la Unión. Por último, la Comisión tendrá capacidad para recomendar que un Estado acuda al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

La labor del Parlamento Europeo en esta negociación ha estado centrada en dos puntos fundamentales para nuestro país, la consolidación fiscal y el crecimiento que son dos caras de la misma moneda. Así, los Estados podrán especificar las inversiones destinadas a impulsar el crecimiento y la creación de empleo, podrán limitar los recortes que perjudiquen a la sanidad y a la educación y se tendrán en cuenta las circunstancias de cada país para la aplicación de los calendarios de ajuste.

Finalmente, el Parlamento también ha conseguido que la Comisión se comprometa a crear un grupo de expertos que analice la posibilidad de una mutualización de la deuda, teniendo en cuenta que ésta debería ser la guinda de un proceso de Unión reforzada y por el que ya se están dando importantes pasos como son la creación del supervisor único y del mecanismo de resolución único, así como los avances hacia una Unión Fiscal.

En definitiva, el Two Pack pretende evitar que la indisciplina fiscal de un Estado Miembro ponga en riesgo a todo el conjunto de la Unión Europea. Forma parte de la enseñanza que el niño debe recibir para aprender a mantener el equilibrio en la bici con un ruedín. Y es difícil, pero es necesario quitarlo y aprender a montar solo. Por ahora estamos sujetando el sillín para que el niño coja confianza en sí mismo y en sus capacidades. Y, después, pasará lo que a todos nos pasó, que nuestros padres dejaron de sujetarnos el sillín y sin ruedines, montamos solos en bici y, montar en bici, nunca se olvida.