BLOGS

La duda de sus señorías: "¿Y si no repito?"

18/04/2016 21:55 CEST | Actualizado 19/04/2016 11:16 CEST

2016-04-18-1461002869-49036-congreso.jpg

Foto: EFE

Sus señorías las breves. Así pasarán a la historia los diputados de esta legislatura, la más corta de la democracia si no hay un acuerdo de Gobierno en el último minuto. "No le desearía a una hija mía que se casara con un diputado. Ahora no son un buen partido. Mira lo que han durado estos", comentaba esta semana un funcionario en el Congreso, que no sin cierto regocijo, ha pillado los comentarios de los más charlatanes a la hora de hablar de futuro."¿Tú crees que repetiré o habrá problemas para dejarme en las listas?", preguntan los más osados al colega a quien se supone cercano a la cúpula.

Son los ingenuos. Los más zorros -y viejos en la plaza- ocultan su inquietud, pero esta planea sobre la mayoría. Incluso quienes se sienten más seguros en su escaño por ser número uno o dos por la provincia, acarician el asiento con cierto mimo. Hay veteranos como Jesús Posada, presidente de la Cámara durante la anterior legislatura, quien de vuelta de todo y con la sorna que arrastra, confiesa a sus amigos los pros y los contras de unas nuevas elecciones generales. Casi seguro que ganaría el PP. Pero por otra parte, igual le sacan de las listas y él aspiraba a jubilarse con cuatro años más. La retranca y la sinceridad del ex presidente de la Cámara no son lo habitual.

Hay vida después de la política

Pese a los sondeos que les mantienen e incluso les hacen ganar, la angustia anida en el corazón de las señorías del PP. En otras elecciones generales, el partido debería de aprovechar las listas para la regeneración política. Es más, con un candidato como Mariano Rajoy convendría lavar bien la cara en todas las provincias y más tras los escándalos por corrupción que no les dejan vivir. Desde Rita Barbera al alcalde de Granada, por no hablar de otro estilo, las cuentas off shore del dimitido Soria o el nombre de la mujer de Arias Cañete en las de Panamá. En Génova, el joven terceto -Casado, Maroto y Levy- ya han puesto las patas por alto -eso sí, con sordina- e intentarán forzar una limpieza.

2016-04-18-1461001809-7521705-635958019556270751.jpg

Foto: EFE

De sus 123 escaños, los populares son quienes tienen más diputados que se sientan desde hace lustros en el hemiciclo, sin otro oficio ni beneficio que ser eso, señorías. ¿Cómo reciclarse ahí afuera, con la que está cayendo? José María Chiquillo Barber, diputado del PP por Valencia, se atreve a contestar: "Todo el mundo que entra en política sabe que esto es una dedicación temporal. Si no repito en las listas o no salgo elegido, volveré al ejercicio de mi profesión como abogado. Además, soy coordinador para España del comité de la UNESCO Ruta de la Seda, tarea que me resulta apasionante. Como dijo Félix Pons, hay vida después de la política, y eso no deberíamos olvidarlo nadie". Convendría que hiciera una pegatina con la frase de Pons para repartirla entre los suyos.

Todos quieren matar a Pedro Sánchez

En el PSOE la regeneración está hecha, pero también arden las castañas en el fuego. Ser hombre del equipo de Pedro Sánchez o haber colaborado con él a estas alturas no se sabe si es una ventaja o una desventaja. Los sondeos cuestionan que supere los 90 escaños actuales y nunca antes un secretario general había despertado tantas iras entre las baronías jóvenes y ancianas. "Todos quieren matar a Pedro Sánchez", podría ser el vodevil que rodea a Ferraz.

2016-04-18-1461000853-6840298-635965866074005295.jpg

Foto: EFE

Por eso, la inquietud entre los diputados socialistas se acentúa. Entre los 60 nuevos, solo una mínima parte ha tenido la oportunidad de demostrar su valía. Como en los demás partidos, los seis primeros de la fila son los que protagonizan el grueso de las preguntas en la tribuna, y cuatro meses no dan para nada. Se pueden encontrar casos como los una joven jueza gallega, que hace unos días comentaba con otra compañera sus dudas sobre si a ella le interesaría repetir en las listas. Pierde dinero y ha tenido pocas oportunidades de aprender algo interesante en estos meses. Pero este caso es una minoría.

Luego están los otros. Los de algunos señeros del lugar que ruegan no dar su nombre. Es el caso de algún diputado levantino, de esos de los que te acuerdas que existe cuando te lo topas por los pasillos y piensas ¿todavía está aquí? ¿Qué hará? Lleva lustros ahí y tendrá un problema de reciclaje más que serio si le levantan de la lista. También se citan nombres más conocidos, como los fichajes estrella del mismo Sánchez, Zaida Cantera o Irene Lozano. Su efecto está amortizado, e incluso ha sido boomerang consideran algunos. ¿Repetirán?

"Yo tengo otra profesión. Soy profesor de Universidad y tengo salidas en el sector privado. De todas formas, cuento con el apoyo de mi territorio y trabajo mucho. Supongo que si se repiten las elecciones, no debería tener ningún problema. Pero tengo más vidas fuera de aquí", reflexiona Ignacio Urquizu, diputado socialista por Teruel que ha estrenado escaño en esta legislatura.

El primer sueldo para muchos Podemos

Ser diputado no solo garantiza un sueldo más que aceptable y un tratamiento distinguido, sino que a quienes llegan por primera vez con el objetivo de mejorar la vida de las personas, se les facilita mucho la labor. El diputado Juan López de Uralde, fundador de Equo e integrado en Podemos, reconoce que "si no repitiera, tendría que replantearme si seguir. El ecologismo político es más sencillo ponerlo en práctica desde el Congreso. He entrado con la sensación de que había que aprovecharlo, porque era una oportunidad para abrir esta puerta a movimientos sociales. Hemos hecho propuestas interesantes en fracking, autoconsumo energético, una PNL sobre el cierre definitivo de Garoña... Estoy contento".

2016-04-18-1461000738-1608063-podemoscongreso.jpg

Foto: EFE

Hay otras que, como la jueza Victoria Rosell, prefieren no pensar "que se acaba la legislatura. Estamos trabajando como bestias para sacar adelante los temas. Esto no es un paripé. No creo que vaya a haber elecciones, sería dramático para el país que Rajoy estuviera otra vez en el Gobierno". Sus dudas sobre unas nuevas elecciones generales son las de una minoría, pero ella tiene aún fe. A Txema Guijarro, diputado por Valencia y uno de los hombres clave en el programa de Podemos, la pregunta le deja perplejo. "En realidad no he pensado lo que voy a hacer, porque es lo que menos me importa en estos momentos. Mi escaño no me preocupa lo más mínimo en estos momentos". Y corta por lo sano.

Las opiniones de Uralde, Rosell o Guijarro no son las habituales, porque tienen más salidas y algo más de edad que los que no llegan a los 35 años. Estos días es fácil escuchar a los más jóvenes del partido de Pablo Iglesias especular sobre su futuro. Hay unos cuantos para los que era su primer trabajo y es difícil encontrar otro igual de estimulante fuera. En Podemos hay jóvenes diputados que han cobrado su primera nómina. Han ido de viaje institucional y oyen lo de señoría por aquí, señoría por allá. Y aunque sólo les ha durado cinco meses, la experiencia marca. Cómo decía una joven diputada, hay que evitar que te atrape el escaño. Unos los han conseguido mejor que otros.

Los rescatados por C's, con el corazón en un puño

Lo mismo sucede en Ciudadanos, que ha rescatado a diputados y dirigentes locales de UPyD o el PP que se consideraban a salvo y que ahora observan con el corazón en un puño cómo se esfuma su sueño. Ha habido el tiempo suficiente para que Albert Rivera y su círculo más cercano les examinen de cerca, y más de uno es prescindible.

2016-04-18-1461001140-1782733-635961389250112715.jpg

Foto: EFE

Como partido, en el de Rivera "no nos preocupa lo de las listas. Tenemos cola para entrar en el partido y más hueco en las listas, porque nos dan subiendo", comenta unos de los más estrechos colaboradores de Albert Rivera. Sí, son los que más suben según los sondeos, pero las campañas no son su fuerte, y lo saben. Pero a priori tienen más ventajas que los otros partidos, como reconoce la diputada Patricia Reyes, una de los cuatro de Madrid de Rivera. Reyes destaca además que es concejal por Boadilla: "Y tengo otra profesión, abogado, a la que me he dedicado hasta hace muy poco. Entré en política con Ciudadanos en el 2014. Ahora simultaneo la Concejalía y el Congreso. No estoy preocupada, fui elegida por primarias. Pero insisto, volvería a ejercer mi profesión".

Nadie dice ante una cámara o en unas declaraciones oficiales la verdad que está preocupados por su futuro y su empleo. Como tantos y tantos millones de españoles. Pero deberían consolarse, porque aunque los más antiguos estén a punto de experimentar lo que es un contrato temporal -y de meses, no de semanas- su empleo, precario, lo que se dice precario, no ha sido. Han cobrado 2.813,87 euros brutos al mes.