TENDENCIAS
02/07/2012 11:45 CEST | Actualizado 02/07/2012 11:51 CEST

Tom Cruise: sus divorcios comienzan cuando sus chicas cumplen 33 años (FOTOS)

Las "diferencias irreconciliables" que han llevado a Katie Holmes a pedir el divorcio a Tom Cruise llega cuando la actriz tiene 33 años. Los matrimonios del actor con Nicole Kidman y su primera mujer, Mimi Rogers, comenzaron a gestarse también cuando ambas habían cumplido 33, aunque se oficializaron cuando tenían 34. Este tercer divorcio le pilla a Cruise justo cuando, este martes, cumple 50 años.

Una curiosa coincidencia en el historial amoroso del actor, al que parece que este divorcio ha pillado por sorpresa. En 1987 se casó con la actriz Mimi Rogers, de la que se divorció en 1990, año en el que contrajo matrimonio con Nicole Kidman. Esa relación duró hasta 2001, cuando comenzó un noviazgo con Penélope Cruz del que ambos pasaron página en 2004. Holmes y Cruise se dieron el sí quiero en una boda según el rito de la Iglesia de la Cienciología, de la que él es miembro destacado, una religión que predica la inmortalidad y que es considerada en algunos países una secta.

En la Cienciología, el número 33 tiene un significado asociado a 'profesores expertos' y a valores de altruismo, aumento de energía positiva y a cultivar poderes a través del amor, según explica a The Huffington Post un ex miembro de la Cienciología, que tacha de "mera coincidencia" la regla de los divorcios a los 33 de Cruise.

Pero la Cienciología sí parece estar entre los motivos de divorcio de la pareja. Según el portal TMZ, el motivo principal que llevó a Katie Holmes a romper su matrimonio de seis años fue la obsesión desmesurada que mostraba el actor Tom Cruise por esta religión. Al parecer, Katie tenía miedo de que la hija que ambos tienen en común, Suri, se volcara demasiado en esta ciencia y, por este motivo, ha decidido solicitar la custodia completa. Todo parece que esto dará lugar a una batalla judicial con Suri como objetivo.

TRES MILLONES DE DÓLARES POR AÑO DE CASADOS

De momento, ya hacen vidas por separado. Katie, que en su demanda de divorcio solicita la custodia legal de su única hija en común, Suri, ha comprado un apartamento para las dos. Cruise se encuentra en Islandia rodando su nueva película. Según informa la publicación TMZ, la actriz Katie Holmes compró una casa dos semanas antes de separarse de su marido, y ha pasado los últimos días entre esta nueva propiedad y otro apartamento que compartía con el actor. Eso sí, siempre acompañada de su hija Suri a la que no quiere dejar con su padre bajo ningún concepto.

Al parecer su acuerdo prenupcial incluye que Cruise deberá pagar a Holmes tres millones de dólares por cada año de matrimonio, es decir, unos 15 millones.

La carrera de Cruise nunca ha estado exenta de rumores, especialmente sobre su posible homosexualidad, y comportamientos erráticos como cuando en 2005 pareció volverse loco en el programa televisivo Oprah, cuando se puso a saltar en un sofá para proclamar su amor por Katie.