TENDENCIAS
07/08/2012 12:41 CEST | Actualizado 07/08/2012 14:21 CEST

Nace un nuevo tataranieto de los bisontes de Altamira

Este pequeño de la foto bien podría ser un tataranieto de los bisontes pintados en las cuevas de Altamira (Cantabria), las más antiguas de la historia de la humanidad. Vino al mundo el pasado 4 de agosto en el zoológico del municipio cántabro de Santillana del Mar, ha pesado 10 kilos, es macho y se trata del sexto y último de esta especie que nace en la región después de más de 14.000 años.

El bisontito ha hecho crecer la familia, pues con él ya son seis las crías nacidas en los últimos años. Sus cinco hermanos mayores se llaman Altamiruco, Altamira, Estela, Marta y Thor, pero él aún no tiene nombre porque hasta este martes no se sabía si era macho o hembra ¿El problema? Que la madre, muy recelosa, protege a su cría en todo momento y no permitía que ningún cuidador se acerque lo suficiente como para poder determinar el sexo del animal.

Ahora que ya se sabe, el zoo planea hacer un concurso desde su página de Facebook para elegir un nombre.

Este bebé bisonte sin nombre es, además, todo un éxito conservacionista, ya que su especie se encuentra en peligro de extinción, por lo que su llegada al mundo constituye una nueva esperanza para lograr que no desaparezca. Se calcula que en toda la Unión Europea quedan unos 3.500 ejemplares, según la Asociación para la Conservación del Bisonte Europeo.