INTERNACIONAL
04/09/2012 14:39 CEST | Actualizado 04/09/2012 14:41 CEST

Un demócrata compara a los republicanos con los nazis

La precampaña electoral de EEUU ya ha sucumbido a la ley de Godwin, según la cual a medida que una discusión se alarga, la probabilidad de que se realice una comparación en la que figuren Hitler o a los nazis tiende a uno.

Cuando apenas quedan dos meses para elegir al inquilino de la Casa Blanca, la mención al nazismo, y más concretamente, a su mayor propagandista, Joseph Goebbels, ya ha hecho su aparición. Aunque no por mucho tiempo.

El presidente del partido demócrata en California, John Burton, ha comparado la estrategia llevada a cabo por los republicanos en la precampaña electoral de EEUU con la que utilizaron los propagandistas del nazismo.

Durante una entrevista en la radio de San Francisco KCBS, Burton se lamentó de que el partido liderado por Mitt Romney haya hecho suya a la famosa frase de Joseph Gooebels según la cual “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.

“Mienten y les da igual si la gente sabe que están mintiendo”, se quejó para echar más leña al fuego: “Eso era Goebbels, un gran mentiroso”.

El demócrata dirigía sus dardos fundamentalmente hacia el candidato a vicepresidente, Paul Ryan, quien, en su discurso durante la convención republicana, fue cazado hasta en cinco mentiras.

DISCULPAS CON LA BOCA PEQUEÑA

Inmediatamente los republicanos rechazaron las palabras de Burton y le exigieron que pidiera disculpas. El demócrata lo hizo, pero con la boca pequeña: “pido humildes disculpas” por si alguien se había sentido ofendido por la comparación, señaló.

El propio partido demócrata echó tierra de por medio de las declaraciones de su presidente en California. Máxime ahora, inmerso como se halla en la convención que debe servir de altavoz de propuestas y confrontanción de ideas con los republicanos, siempre dentro de las reglas básicas de la disputa partidaria. “Obviamente estas palabras no reflejan los puntos de vista de la campaña”, ha señalado el portavoz electoral de Obama, Ben LaBolt.

Menciones al nazismo o las mentiras repetidas hasta la saciedad “no tienen cabida en la discusión política” que los demócratas celebran estos días en Charlotte, ha subrayado.