TENDENCIAS
08/10/2012 12:44 CEST | Actualizado 08/10/2012 12:49 CEST

Una obra de Rothko dañada en la Tate Modern: "Le he añadido valor", dice el responsable (FOTO)

"Vladimir Umanet, una posible pieza de Yellowism". Es el mensaje que un estudiante de arte dejó en un mural del pintor estadounidense Mark Rothko en la Tate Modern de Londres, que cerró temporalmente tras darse cuenta del daño. De acuerdo con varios testigos, el individuo se había quedado un rato observando la obra -un mural de la serie Seagram- antes de marcarla con tinta negra y salir de la sala rápidamente.

"Creo que si restauran la obra y quitan mi firma el valor de la pieza podría verse reducido pero de aquí a unos años su valor aumentará por lo que he hecho", ha dicho el joven, que se compara con Marcel Duchamp, el artista que firmó un urinario en 1917, según recoge The Guardian.

Un visitante dio la alarma a través de esta foto en Twitter:

Los medios británicos han identificado al vándalo como Vladimir Umanets, de Rusia. En declaraciones posteriores a los medios británicos, el visitante admitió haber pintado el mural pero negó que su intención fuera dañarlo. "Algunos piensan que estoy loco o que soy un vándalo, pero mi intención no era destruirla (la obra)", dijo Umanet, que afirma ser estudiante de arte y uno de los fundadores de lo que denominó "Yellowism" (algo así como "Amarillismo"). Según dijo, el "Yellowism" "no es arte ni está en contra del arte", sino que es "un elemento de la cultura contemporánea visual".

"No es arte y no es realidad. Es Yellowism. No puede ser presentado en una galería de arte", afirmó este ciudadano ruso, que explicó además que la diferencia entre "Yellowism" y el arte es que en este último tienes "libertad de interpretación, en el 'Yellowism' no tienes libertad de interpretación, todo es 'Yellowism', eso es todo".

Umanet, que no reveló a la prensa ni su edad ni su lugar de residencia, negó que su intención fuera hacerse famoso al pintar el mural, si bien admitió que lo más probable es que sea arrestado.

El artista Mark Rothko (1903-1970), de origen ruso, emigró a EEUU cuando tenía 10 años y llegó a convertirse en uno de los artistas del expresionismo abstracto más importantes. En 1958 recibió la comisión para pintar los murales Seagram para el restaurante Four Seasons de Manhattan (Nueva York), pero nunca llegaron a ser instalados allí, y poco antes de su muerte donó algunos de esos murales a la Galería Tate. Las obras de este artista han llegado a venderse en el mercado del arte por millones de dólares.

El incidente está siendo investigado por la Policía Metropolitana de Londres. "La Tate puede confirmar que hubo un incidente en el que un visitante desfiguró uno de los murales Seagram de Rothko al aplicar con una brocha pintura negra en un área pequeña de la pintura", señaló una portavoz de la galería.

NUEVOS TIEMPOS