TENDENCIAS
18/01/2013 08:14 CET | Actualizado 25/08/2015 15:51 CEST

Steven Spielberg: "La guerra es la expresión más dramática del desacuerdo" (VÍDEO)

Un país esclavo de su clase política con una sociedad en busca de paz e igualdad de oportunidades. No se sitúen en la actualidad, hablamos de la Norteamérica de 1865, en plena Guerra de Secesión. Steven Spielberg, vuelve a tratar la esclavitud y la guerra en 'Lincoln', donde el director plasma la complejidad de una de las figuras políticas más emblemáticas de Estados Unidos.

En ella, Spielberg muestra una clase política que obstruye el progreso en pos de su beneficio personal, más preocupada por guardar sus intereses electorales que por poner fin a un conflicto que cada dia se cobra mas víctimas. Sólo cambian de idea a golpe de soborno o movidos por el miedo; apenas tienen convicciones.

¿Parecidos con la actualidad? "La maquinaria política y el proceso democrático es igual", responde el director a El Huffington Post. "En otras palabras, los principios de un gobierno democrático, de la igualdad de derechos; los principios por los que Lincoln luchó y murió y por los que 750.000 soldados lucharon y murieron en la Guerra Civil son lograr libertad y poder decir la verdad como la entendemos ahora. Eso no ha cambiado".

Entonces, ¿qué ha cambiado? "La invención de la cámara de televisión", asegura Spielberg. "Si Lincoln hubiera tenido la televisión, las cosas habrían sido muy distintas", añade el director, que en el metraje muestra a unos políticos sin pelos en la lengua, capaces de insultar a su rival con tal de alcanzar la razón. Ahora, según Spielberg, "las cámaras hacen que todo el mundo sea muy consciente de que está siendo observado, de lo que van a decir o de los discursos que van a dar".

Como trasfondo a esta parálisis política, la Guerra de Secesión y los negros, un sector de la sociedad que ansía la aprobación de la 13ª enmienda que les permita liberarse de la esclavitud en uno de los primeros pasos hacia la igualdad con los blancos. Y en medio, la figura de Abraham Lincoln, un presidente que afronta su segundo mandato envuelto en sombras políticas y personales, y que sabe que esa enmienda es la llave para el fin de la guerra.

"La guerra es la expresión más dramática del desacuerdo y de la incapacidad de ponernos de acuerdo, algo que he experimentado durante toda mi vida, durante la historia de nuestra nación y de casi todas las naciones del planeta. Cuando llegamos a ese apogeo del desacuerdo, el resultado es la guerra", explica el director sobre un tema que no resulta nuevo para él.

Spielberg, apoyado en la maravillosa interpretacion de Daniel Day-Lewis, dibuja a un Lincoln experimentado y cercano, como presidente y como de padre de una familia partida por la pérdida de un hijo. El actor londinense, ayudado por una gran caracterización, logra una mímesis casi perfecta con Lincoln que le ha valido un Globo de Oro. Preguntado si observa alguna similitud con el actual inquilino de la Casa Blanca, Day-Lewis contesta: "Como ser humano, conozco mejor a Lincoln que a Obama. No puedo comentar muchas similitudes, pero creo que el actual presidente es un estudioso de Lincoln, que le encanta y que le ha influido mucho".

'Lincoln' ha sido nominada a doce Oscar, entre ellos el de mejor película, mejor director y mejor actor protagonista.

RESPONSABLEMENTE