POLÍTICA
14/05/2013 19:00 CEST | Actualizado 14/05/2013 19:06 CEST

Madrid, Aragón y Extremadura se levantan contra el déficit asimétrico para Cataluña

EFE / Paco Campos

Madrid, Extremadura y Aragón han hecho frente común contra el "déficit a la carta" que podría aplicar el Gobierno a las comunidades autónomas y que podría beneficiar especialmente a Cataluña. Las tres autonomías han salido este martes a rechazar esta posibilidad públicamente y dar un aviso al Gobierno de Mariano Rajoy, que todavía no ha anunciado oficialmente la decisión que se tomará sobre este asunto.

¿Por qué se enfrentan las autonomías? La administración regional en su conjunto tiene que tener un desequilibrio negativo del 1,2% del PIB para este año, una cifra superior al 0,7% previsto inicialmente y que se ha ampliado tras abrir la mano la UE para el déficit general del Estado.

Pero este 1,2% no es suficiente para algunas autonomías, con Cataluña a la cabeza, que buscan una redistribución del objetivo y que no sea el mismo para todas. La pugna que hasta ahora se producía entre bambalinas va tomando también el debate público y muchos barones del PP ya no esconden su malestar. Estas críticas han llegado con más fuerza después de los contactos del Gobierno este fin de semana con la Generalitat y el PP catalán para abordar el déficit de esta comunidad.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha respondido sobre la postura de estas comunidades en una rueda de prensa en Bruselas. Ha asegurado que no tiene "tan claro" que sea una rebelión y ha señalado que la "cooperación y la colaboración acabarán imponiéndose".

Ha explicado que ahora las autonomías deben negociar con el Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). "No me voy a adelantar. Estoy convencido de que la distribución será justa y equitativa".

Consciente de esta situación, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió este lunes a las comunidades "generosidad" y "altura de miras" en vez de plantear batalla.

Desde el Ministerio de Hacienda, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha solicitado a todas las autonomías que rebajen su déficit respecto al pasado año, pero ha comentado que para cumplir el objetivo "desde una óptica realista" hay que "tener en cuenta las diferencias de quien es diferente".

El Partido Popular tiene previsto reunir a su barones y dirigentes autonómicos antes de las vacaciones de verano, previsiblemente en julio, para abordar el reparto del déficit, una vez haya ratificado Bruselas el nuevo techo para España.

EXTREMADURA NO PERMITIRÁ QUE SE BENEFICIE A CATALUÑA

La Junta de Extremadura ha advertido en un comunicado al Gobierno de que no permitirá que se beneficie a Cataluña a costa de las comunidades autónomas cumplidoras con los objetivos de déficit. Además, ha afirmado que "la lealtad y el cumplimiento deben ser recompensados en aquellas regiones que han hecho un esfuerzo".

El Ejecutivo de José Antonio Monago ha asegurado que actuará con "generosidad, sensatez, sentido común y altura de miras" y siempre dentro de la Constitución, además de recordar que en materia de déficit primero se modificó la Carta Magna y luego Hacienda advirtió a las autonomías de que era obligatorio cumplir.

"Ahora Hacienda quiere flexibilizar a quien dice no a la Constitución y también a Hacienda", ha afirmado este Gobierno regional.

MADRID: INADMISIBLE LA POSICIÓN DE MAS

El jefe del Ejecutivo madrileño, Ignacio González, ha acusado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, de tratar de "cambiar dinero por independencia", algo que ha considerado "inadmisible".

"Está muy bien lo del agravio, pero tendrían que mirar sus propias cuentas para saber cuál es el problema", ha ironizado sobre la postura de los gobiernos catalanes desde la aprobación de la ley de financiación autonómica en la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

Ha insistido en que defiende un "déficit común" para todas las regiones españolas, pero ha señalado que "con carácter excepcional, con necesidades económicas singulares y con unos compromisos ciertos de llegar a un compromiso común en algún caso podría hacerse algún tipo de ajuste especial, pero no a costa del objetivo común de las comunidades autónomas".

ARAGÓN: EL DÉFICIT DEBE SER IGUAL PARA TODOS

El Gobierno de Aragón ha mantenido también la tesis de que el déficit debe ser el mismo para todas las autonomías. El consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, ha insistido en que debe ser "igual para todos". "Es una línea roja", ha enfatizado.

"Todos los ciudadanos españoles, vivan donde vivan, son iguales", ha comentado el consejero, que ha recalcado que todos tienen "los mismos derechos", en el sentido de que adoptar un objetivo de déficit u otro permite tener más o menos recursos a las autonomías y, por tanto, prestar más o menos servicios esenciales.

FEIJÓO: GENEROSIDAD Y DISCRIMINACIÓN POSITIVA

Más tibio se ha mostrado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que ha aceptado que se actúe con "generosidad" con las comunidades que no cumplen el déficit, pero ha advertido que las que sí lo hacen y "no son un problema" deben recibir una "discriminación positiva" y tener "prioridad" en el acceso "a determinados fondos" estatales.

Feijóo ha defendido que cumplir con el déficit "no es otra cosa que priorizar los gastos y no gastar más de lo que se tiene" y que no se hace porque sea "una obsesión contable", sino por "ordenar los escasos recursos" que hay para "apuntalar sanidad y educación" pese a la crisis.

FABRA SÍ QUIERE UN REPARTO ASIMÉTRICO

En el otro bando se encuentra el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, que ha apostado durante una visita a Bruselas este martes por un "reparto asimétrico" de los objetivos de déficit de las comunidades autónomas.

Fabra ha pedido que "los esfuerzos se midan según el punto de partida" de cada comunidad. "Nosotros partimos de una situación en la que ya el año pasado hicimos un gran esfuerzo", ha agregado el presidente valenciano, que ha recordado que "aún así" se quedaron "lejos de lograr el objetivo".

LA GENERALITAT PIDE UN FRENTE COMÚN CATALÁN

¿Qué dice mientras Cataluña? El conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha solicitado a los partidos que se unan en un "frente" para presionar al Gobierno para que flexibilice más el déficit, ya que el Ejecutivo catalán no presentará los presupuestos "a cualquier precio".

Homs ha recalcado que la cifra del 1,2% "no la compra nadie, ni el PPC". Además, ha opinado que los planteamientos de Extremadura son "incomprensibles". "Monago nos tiene acostumbrados a poner acentos en cosas que, no solo a nuestros ojos, sino también a los de Europa son incomprensibles", ha dicho.

BETETA: TENER EN CUENTA LAS DIFERENCIAS

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha afirmado que todas las comunidades tienen que reducir su déficit primario en relación con el pasado ejercicio. "Todas y cada una, las que tuvieron más y las que tuvieron menos", ha señalado.

Preguntado por los objetivos asimétricos, ha aseverado que, ante los "razonables" datos registrados hasta febrero, "el conjunto de las comunidades autónomas sí merecen que se tenga en cuenta esta situación, que puede ayudar a garantizar el cumplimiento desde una óptica realista, y una óptica realista es tener en cuenta las diferencias de quien es diferente".

Ha explicado que "la solución de la asimetría en cuanto al déficit es algo que ha surgido por primera vez ahora y, sin embargo, las desigualdades en términos de la financiación vienen ya de años".

Beteta ha recordado que, además, las autonomías "ya han aprobado sus presupuestos con el 0,7 por ciento de déficit, y supongo --ha agregado-- que esos presupuestos son rigurosos, y que están debidamente valorados sus escenarios de ingresos y gastos por la Intervención General".

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'