POLÍTICA
17/01/2014 09:00 CET | Actualizado 17/01/2014 09:00 CET

Báñez encarga a las empresas hacer política social con cargo a los beneficios

EFE

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, cree que la política social de las empresas españolas debe ir con cargo a sus beneficios empresariales, y no al sistema de protección de la Seguridad Social, respondiendo así a las críticas de la patronal CEOE a la decisión del Gobierno de hacer que las retribuciones en especie también coticen.

En declaraciones a los medios antes de comparecer ante la Comisión de Empleo del Congreso y posteriormente durante su intervención, Báñez ha defendido que lo "razonable" es que las empresas y los trabajadores "negocien condiciones salariales mejores para todos" en búsqueda de una "mejor protección social" de los trabajadores.

Y eso se consigue si todo el salario (dinerario y en especie) cotiza a la Seguridad Social, y si las empresas "hacen su política social con cargo a los beneficios empresariales, y no con cargo al sistema de protección social", ha recalcado, pidiendo "un poquito de responsabilidad de todos".

MEJOR PARA QUIENES MENOS GANAN

De hecho, la ministra cree que "nadie entendería" que precisamente cuando comienza la recuperación económica las empresas que tienen política social (como cheques bebé, ayudas al transporte o aportaciones a planes de pensiones, por ejemplo), quiten esa retribución en especie "en función de si cotizan o no a la Seguridad Social".

"Si un cheque guardería es bueno para la conciliación en una empresa, lo será porque es bueno para la conciliación, no porque no cotice a la Seguridad Social. Y lo que tampoco entendería nadie es que, por ejemplo, la aportación a un plan de pensiones, que es buena en sí para los derechos futuros, no lo sea porque cotiza", ha insistido.

En el mismo sentido, ha rechazado que los empresarios aleguen que "las decisiones del Gobierno son las que les van a llevar a destruir empleo" porque "eso no es así". "Yo respeto mucho las decisiones empresariales pero también entiendan que el Gobierno debe mirar siempre el interés general", ha insistido.

A renglón seguido, la titular de Empleo también ha precisado que en el decreto ley se mantiene la exclusión de las cotizaciones de "las dietas de transporte y manutención", que "perfectamente pueden ser en tickets restaurante". "No hagamos demagogia con estas cosas, porque creamos una alarma injustificada y que no piensa en el interés general", ha reclamado.

Además, Báñez ha recordado que la medida no supone un incremento de los tipos sino una "ampliación de las bases de cotización a elementos excluidos del salario" y que, según ha asegurado, estaba llevando a "un determinado modelo de políticas retributivas en las que se estaba eludiendo del sistema" una importante parte del salario. "Hay trabajadores que no cotizan a la Seguridad Social por el 30% de su salario", ha añadido.

Más aún, la ministra de Empleo ha aprovechado para recordar el "esfuerzo" que la Seguridad Social realizada "cada día" en favor de los empresarios españoles a través del aplazamiento del pago de cuotas. En este punto, ha enfatizado que en 2013 se concedieron 116.383 aplazamientos, un 11,49% más que en 2012, por importe de 2.200 millones de euros.

EN BENEFICIO DE LOS TRABAJADORES.

Además, Báñez ha defendido que esta medida, incluida en un decreto ley que el Gobierno aprobó a finales de diciembre y que será convalidado en el Congreso la próxima semana, beneficiará "a todos los trabajadores, sobre todo a los que tienen salarios medios y bajos".

"El empleado siempre gana cuando se cotiza por todas las retribuciones que recibe", ha insistido la titular de Empleo, poniendo como ejemplo que en un salario de 1.050 euros mensuales, donde 50 euros se reciben en especie sin cotización, supone una diferencia del 5% tanto en la prestación por incapacidad temporal o desempleo, como en las futuras pensiones.

Báñez también ha recordado que la obligación del Gobierno es pensar "en el interés general, que es fundamentalmente que los trabajadores tengan mejor protección social", así como garantizar la "sostenibilidad y el mejor mantenimiento para el futuro" de la Seguridad Social.