Francia rompe la conexión aérea entre Madrid y San Sebastián

Francia rompe la conexión aérea entre Madrid y San Sebastián

La huelga de controladores aéreos en Francia se deja notar también en España.

Un panel con vuelos canceladosGetty Images

La huelga de controladores aéreos en Francia pasa factura en España. Siete vuelos desde el aeropuerto de Bilbao a París han sido cancelados este jueves y cuatro vuelos que conectan San Sebastián y Madrid han sido trasladados al aeropuerto de Bilbao. De esta manera, la ciudad donostiarra se ha quedado sin conexión directa con la capital.

Cientos de vuelos han tenido que ser cancelados este jueves en Francia, pese al acuerdo de última hora alcanzado en la noche del martes al miércoles con el principal sindicato de controladores, que ya no permite dar marcha atrás a la inmensa mayoría de las anulaciones que se habían decidido.

La razón es que, aunque el Sindicato Nacional de Controladores del Tráfico Aéreo (SNCTA) haya levantado su convocatoria de huelga, "la conclusión tarde de las negociaciones y la necesidad de finalizar las discusiones con las otras organizaciones sindicales no permitirán evitar perturbaciones".

Antes de que se llegara al acuerdo de última hora con el SNCTA, del que no se ha filtrado su contenido, la DGAC había impuesto un recorte del programa de vuelos del 60 % de media en toda Francia, un porcentaje superior al fijado con carácter definitivo.

El sindicato mayoritario también ha renunciado a la convocatoria de huelga que había anunciado para los próximos 9, 10 y 11 de mayo, durante uno de los mayores puentes del calendario festivo francés.

Derechos de los pasajeros afectados por la huelga

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda a los viajeros afectados por la huelga de controladores aéreos franceses su derecho al reembolso del billete y a una compensación económica que variará en función del viaje.

En los vuelos de hasta 1.500 kilómetros la compensación es de 250 euros (125 euros si se ofrece viajar al destino con una demora de no más de 2 horas). En los vuelos de entre 1.500 y 3.500 kilómetros (o vuelo dentro de la UE de más de 1.500 kilómetros) la compensación será de 400 euros (200 euros si ofrecen viajar al destino con una demora de no más de 3 horas).

Y finalmente en los vuelos de 3.500 kilómetros o más que salga fuera de la UE la compensación se elevaría hasta los 600 euros (300 euros si ofrecen viajar al destino con una demora de no más de 4 horas).

Según la OCU, el pasajero tiene derecho, además, a una indemnización por los perjuicios causados que se puedan demostrar. Por ejemplo, la pérdida de otro vuelo ya contratado que estuviera vinculado al primero.

La organización de usuarios recuerda que la solicitud del reembolso, la compensación y cualquier otra indemnización debe dirigirse a la compañía aérea con la que contrató el viaje. Y en caso de que no respondiera afirmativamente, a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Los usuarios afectados pueden comprobar la situación del vuelo en la página web de la compañía o de Aena, antes de desplazarse al aeropuerto correspondiente.

Espacio Eco
Un proyecto de Ecoembes

Cualquier compensación o indemnización hay que solicitarla por escrito, directamente a la aerolínea, a través de su página web o en el mostrador del aeropuerto, dejando constancia de las circunstancias y la fecha, o bien a través de la agencia de viajes o la plataforma a través de la que se pagó el servicio.