POLÍTICA
24/01/2014 14:26 CET | Actualizado 24/01/2014 14:36 CET

Soraya Sáenz de Santamaría vuelve a esquivar el tema del aborto

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, mantiene una postura ambigua ante el anteproyecto de ley del aborto de Gallardón, o al menos, elude públicamente tanto hacer una defensa de su contenido como admitir posibles cambios.

En las diferentes ocasiones que se le ha preguntado sobre la materia, Santamaría ha esquivado todas las cuestiones. La última ha sido en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, donde preguntada directamente sobre si la reforma le gusta o no, ha vuelto a dar un rodeo.

"Soy consciente de la gran sensibilidad social que comporta y me corresponde trabajar para favorecer el entendimiento, escuchar opiniones y trabajar por una ley que atienda a los diferentes puntos de vista", ha respondido.

Santamaría tampoco se refirió al contenido del anteproyecto de ley durante la pasada sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde se limitó a debatir con la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, sobre la tramitación de la norma y a acusar al PSOE querer torpedearla.

Mientras que compañeros y compañeras de Gobierno y partido han defendido o criticado abiertamente la ley, ella, que fue la primera que tuvo la oportunidad de manifestarse cuando se presentó en el Consejo de Ministros, todavía no lo ha hecho.

En aquella ocasión se limitó a asegurar que se sentía tan "cómoda" con el anteproyecto como lo estaba con la ley de 1985. "Estoy tan cómoda con la ley como lo estaba con la ley de 1985", dijo sin profundizar más.