POLÍTICA
07/03/2014 08:06 CET | Actualizado 07/03/2014 08:06 CET

El PSN acata la orden de Ferraz de no presentar una moción de censura contra Barcina

EFE

Tensión máxima en el socialismo navarro. El PSN ha decidido finalmente acatar la decisión de la dirección del PSOE de prohibir una moción de censura contra la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, anunciada hace unos días por el secretario navarro, Roberto Jiménez, quien no se plantea dimitir.

Un comunicado emitido este jueves por la noche por el PSN indica que el acuerdo se ha adoptado por 80 votos a favor (60,6%), 45 abstenciones (34%) y 7 votos en contra (5,3%).

El documento señala que "el PSN-PSOE es una federación del PSOE y actuará como tal acatando estatutariamente las decisiones del partido, pero a su vez manifiesta su disconformidad con la decisión tomada por la Comisión Ejecutiva Federal de no presentar una moción de censura a los solos efectos de convocar elecciones el próximo 25 de mayo".

Antes de la reunión del Comité Regional -máximo órgano entre congresos-, la Comisión Ejecutiva del PSN acordó elevar al órgano regional una propuesta que incluía pedir a la dirección federal del PSOE que "reconsidere su petición de cara a presentar una moción de censura".

Tras el debate durante cuatro horas en el Comité Regional del documento propuesto por la Ejecutiva, el citado párrafo se ha eliminado y la propuesta se ha aprobado sin pedir a la dirección federal que se replantee su negativa a presentar una moción de censura.

JIMÉNEZ NO DIMITIRÁ

A la salida de la sede del PSN en Pamplona, el secretario de los socialistas navarros, Roberto Jiménez, ha declarado a los periodistas que no tiene intención de renunciar al cargo a pesar del veto federal a su proyecto de presentar una moción de censura contra la presidenta Barcina.

El documento aprobado señala que "la situación por la que atraviesa la comunidad foral es insostenible como consecuencia de la crisis institucional" abierta por las denuncias de intentos de injerencia política en la Hacienda, por lo que sostiene que "la única salida" es convocar elecciones anticipadas para el próximo 25 de mayo.

Los socialistas navarros insisten en exigir a Barcina su dimisión y la convocatoria "de manera inmediata, de elecciones al Parlamento", al tiempo que declaran a la actual presidenta de Navarra "sujeto político inhábil para cualquier tipo de interlocución".

El PSN expresa su compromiso con "el cambio político" en Navarra, por lo que adelanta que en otoño procederá a la elección de los candidatos "en los casos que así está estipulado por el procedimiento de primarias".

En la reunión del Comité Regional, un grupo de dirigentes críticos pretendía defender una propuesta de resolución que, finalmente, no se ha llegado a debatir. En la misma, se planteaba presentar la moción de censura en contra de la decisión del PSOE y se pedía la dimisión del secretario Jiménez.

Al final del cónclave, y a preguntas de los periodistas mientras era increpado por un grupo de personas, Jiménez ha respondido sobre su eventual dimisión: "No lo manejo".

ABUCHEOS AL PSN

Tras la reunión del Comité Regional, la dirección federal del PSOE, desde Madrid, ha valorado la decisión de los socialistas navarros y ha comparado su "actitud responsable" con la "irresponsabilidad" de Barcina.

Durante el cónclave socialista, un grupo de unas trescientas personas se ha concentrado ante la sede del PSN en contra de lo que han calificado "marzazo" del PSOE a Navarra. Al final de la reunión, un pequeño grupo ha increpado a dirigentes socialistas.

La decisión del PSOE de no propiciar una moción de censura ha suscitado durante la jornada las críticas de los partidos de la oposición que anunciaron su apoyo a la moción de censura y ha llevado al gubernamental UPN ha lanzar nuevamente una propuesta de diálogo a los socialistas.