TENDENCIAS
09/04/2014 14:46 CEST | Actualizado 09/04/2014 16:17 CEST

Condena a Ana Torroja: pagará un millón y medio de euros pero se libra de la cárcel por delito fiscal

EFE

Un año y tres meses de cárcel por tres delitos fiscales a sustituir por el pago de una multa de 9.000 euros, además del pago de otros 1.392.989 euros. Es la condena que ha aceptado Ana Torroja este miércoles, tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado. Los hechos se enmarcan en la pieza Ñ del caso Relámpago, centrado en la canalización de dinero a través de paraísos fiscales, blanqueo de capitales y dobles ventas de solares en Cala Llamp, Andratx (Mallorca).

La exvocalista de Mecano, que ha admitido haber defraudado a Hacienda un total de 796.410 euros en cuotas del IRPF durante los años 2003, 2006 y 2007, ha reconocido sentirse "satisfecha, pero no contenta" al tener ya una sentencia. "Es la única forma de pasar página y seguir con mi vida", ha declarado ante los medios Ana Torroja, a su salida de la sala de vistas en Palma de Mallorca. Había permanecido allí durante más de cuatro horas, junto a su abogado, Enrique Molina, negociando el acuerdo con las acusaciones.

La cantante se ha declarado de este modo culpable de haber defraudado al fisco utilizando para ello una estructura societaria en países como Panamá y Antillas Holandesas de la que presuntamente se sirvió para simular que residía en Reino Unido y no tributar el IRPF. Más en concreto, la inculpada defraudó hasta 202.068 euros en 2003, 223.935 en 2006 y 370.407 en 2007, por lo que deberá pagar al Estado 796.410 euros en concepto de responsabilidad civil.

Del mismo modo, Torroja deberá hacer frente a multas que suman 477.846 euros, así como al pago de 118.733 euros por vía administrativa correspondientes al IRPF de 2004. Hasta el momento ya ha devuelto unos 700.000 euros y se ha comprometido a abonar el resto del dinero a cuyo pago ha sido condenada.

Inicialmente, los servicios jurídicos del Estado reclamaban para la cantante tres años y tres meses de cárcel por seis delitos contra la Hacienda Pública a raíz del impago del IRPF entre 2001 y 2007 -exceptuado el año 2005-, mientras que la Fiscalía Anticorrupción, por su parte, pedía para ella un año y medio de cárcel y una multa de más de 462.000 euros por dos delitos fiscales -circunscribe su calificación a los años 2006 y 2007.