POLÍTICA
02/06/2014 16:16 CEST | Actualizado 02/06/2014 17:02 CEST

El rey abdica: cronología de la vida de Juan Carlos I, 39 años como rey de España

PANDELET

Juan Carlos de Borbón y Borbón fue proclamado rey cuando tenía 37 años, casi 38. Accedió al trono bajo el nombre de Juan Carlos I el 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte del dictador Francisco Franco, que le había nombrado sucesor de la Jefatura de Estado el 22 de julio de 1969. Este lunes 2 de junio ha anunciado su intención de abdicar, tras 39 años de reinado.

Nació en Roma el 5 de enero de 1938 y no pisaría España hasta los 10 años. Fue el primer hijo varón de Juan de Borbón y Battemberg y María de las Mercedes de Borbón y Orleáns, y se convirtió en heredero con tres años. De niño vivió en Italia, Suiza y Estoril (Portugal), donde sus padres fijaron su residencia. Él fue sin embargo apartado de su familia para residir en España y terminar sus estudios de bachillerato y su formación militar.

Juan Carlos se casó con la princesa Sofía, primogénita del rey Pablo de Grecia, en Atenas en mayo de 1962. Tuvieron tres hijos: las infantas Elena (1963) y Cristina (1965), y el heredero al trono, el príncipe Felipe, nacido en 1968. A partir de su entronación en 1975 impulsa la transición a la democracia, que comenzó con la Ley de la Reforma Política de 1976 y tuvo otro momento clave con el referéndum de la Constitución el 6 de diciembre de 1978. El intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 fue otro de los momentos más importantes de su reinado.

Como monarca, ha visitado todas las comunidades autónomas y ha viajado a los cinco continentes. Ha impulsado especialmente las relaciones con América Latina. En su papel de jefe supremo de las Fuerzas Armadas, se reúne una vez al año con los tres Ejércitos en la fiesta de la Pascua Militar. Ha sido reconocido con numerosos premios, títulos y condecoraciones internacionales, y ha sido investido doctor honoris causa por una treintena de prestigiosas universidades españolas y extranjeras.

DECADENCIA Y ABDICACIÓN

El rey es un gran aficionado al deporte, sobre todo el esquí y la vela. En los últimos años su salud se ha resentido, y ha tenido que someterse a varias intervenciones, cinco de ellas entre 2010 y 2012. Aquel año, en abril, se rompió la cadera en un viaje privado de caza a Botsuana, lo que contribuyó aún más a su deterioro físico y le ha llevado varias veces a quirófano. Con aquel viaje secreto que hizo junto a su amiga íntima Corinna durante uno de los momentos más críticos de la crisis, comenzó el descrédito de la corona y en un gesto sin precedentes, pidió perdón públicamente. "Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir", declaró al salir del hospital.

La monarquía, otrora respetada y poco cuestionada por la opinión pública, lleva unos años difíciles. La Casa Real tuvo que anunciar el 13 de noviembre de 2007 "el cese temporal de la convivencia" de los duques de Lugo, la infanta Elena y Jaime de Marichalar, que se divorciaron en noviembre de 2009. Esa noticia, que en su momento fue un bombazo, quedó en algo anecdótico cuando salió a la implicación de su yerno, Iñaki Urdangarín, en el caso Noos. Su hija, la infanta Cristina, fue imputada por el mismo caso y tuvo que responder ante el juez el pasado 8 de febrero.

Sus achaques de salud, los problemas con la Justicia de parte de su familia, y la crisis de la monarquía como institución llevaban tiempo agitando el debate sobre la necesidad de la abdicación del rey, que la Zarzuela rechazó en septiembre de 2013. A pesar de los intentos por mejorar su imagen, finalmente el rey ha abdicado y por un año, no llegará a celebrar el 40 aniversario de su reinado.

TE PUEDE INTERESAR