POLÍTICA
19/11/2014 10:36 CET | Actualizado 19/11/2014 16:11 CET

Torres-Dulce consigue el apoyo de la cúpula fiscal para querellarse contra Mas

EFE

No consiguió el apoyo en Cataluña, pero ahora el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, sí ha recabado el respaldo de la cúpula fiscal este miércoles para presentar una querella contra el presidente catalán, Artur Mas, por la supuesta comisión de cuatro delitos en el proceso participativo del 9-N.

Así lo han señalado fuentes fiscales al término del encuentro, que se ha prolongado durante algo más de cuatro horas y en el que el apoyo ha sido "casi unánime" y si ha existido alguna reticencia, ha sido por cuestiones de carácter técnicas referidas a los delitos.

La Junta de Fiscales de Sala se ha reunido a instancias de Torres-Dulce, para explicar su intención de presentar querella por el proceso soberanista alternativo catalán del 9-N, después de que la Fiscalía de Cataluña se haya opuesto a hacerlo.

En la cumbre fiscal, que se ha celebrado en la sede de la Fiscalía General del Estado, Torres-Dulce ha argumentado los motivos por los que apoya iniciar acciones penales contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, por los supuestos delitos de prevaricación, malversación, desobediencia y usurpación de funciones, según fuentes fiscales.

Estas personas y los delitos son básicamente los que ya figuraban en el primer borrador de querella que la Fiscalía General del Estado mandó a la Fiscalía catalana al día siguiente del proceso participativo para su interposición inmediata, lo que no se produjo por la oposición de los fiscales de Cataluña.

Tan solo dos fiscales han mostrado dudas sobre la procedencia de interponer una acción penal contra los responsables de la Generalitat. Se trata del fiscal del Tribunal Supremo Pedro Crespo y del jefe de la Fiscalía de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas.

De esta manera, Torres-Dulce ordenará de nuevo al fiscal jefe de Cataluña que presente una querella contra el presidente catalán.

LOS CUATRO DELITOS

En su propuesta, Torres-Dulce achaca cuatro delitos a los cargos de la Generalitat:

Desobediencia: "incumplimiento" de la orden de suspensión del TC, "consumada en el curso de la jornada de votación del 9 de noviembre".

Malversación: gastos en informática y telecomunicaciones, en elaboración material y en difusión institucional, así como los generados por la web, que fueron cargados al erario público. La apertura de institutos y edificios públicos también generó gastos, a los que hay que añadir el coste de la mensajería.

Prevaricación: "Las múltiples decisiones adoptadas, sin perjuicio de que procuraban una consulta enmarcada en el plano político o de connotaciones políticas, no pueden ser reputadas como actos políticos".

Obstrucción de la justicia: Mas "desplegó una conducta incompatible con el contenido de dicha resolución -la suspensión del TC-.

EN BUSCA DE APOYOS

Según el artículo 15 del Estatuto Fiscal, esta junta "asiste al Fiscal General del Estado en materia doctrinal y técnica, en orden a la formación de los criterios unitarios de interpretación y actuación legal".

La decisión que adopte la Junta de Fiscales de Sala es, en todo caso, no vinculante, y la decisión última depende directamente de Torres-Dulce.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...


Photo gallery Artur Mas See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD