TENDENCIAS
09/09/2015 17:08 CEST | Actualizado 09/09/2015 17:18 CEST

Asturias hace 'playback' para pedir música en directo en su bares

GTRESONLINE

¡Qué empiece el concierto! Bueno, eso si no estás en un bar de Asturias, claro. En ese caso, dale al play y que suene la música mientras los intérpretes hacen playback. Y no importa que esté demasiado alta. Los altavoces de los locales pueden llegar a los 90 decibelios sin quebrantar ninguna ley. Aproximadamente, el ruido que hay en un atasco o el nivel de intensidad que alcanza una sirena de policía.

Esto —darle al reproductor y dejar que suene la música— es lo que van a hacer desde este viernes 11 de septiembre hasta el próximo lunes 21 en el Ca Beleño de Oviedo, un bar que lleva 28 años ofreciendo música en vivo a sus clientes y que el pasado 20 de agosto recibió una advertencia de la Consejería de Urbanismo por ser escenario de un concierto. "Un mes antes se había presentado la Policía Municipal durante una actuación preguntado por si teníamos licencias de espectáculo", explica Frankie Delgado, su dueño, a El Huffington Post.

No había tal. El Ca Beleño, como otros muchos bares de Oviedo, Gijón o Avilés, carece de este permiso porque no pueden solicitarlo. La Ley de Espectáculos Públicos y Actividades del principado de Asturias de 2002 sitúa a los bares como locales con música amplificada y los coloca fuera de la categoría de locales habilitados para "espectáculos públicos y culturales", en los que sí entrarían espacios tan variopintos como los circos, plazas de toros, cafés-teatro, salas de baile, tablaos o discotecas.

De este modo, en un bar puede sonar música casi sin restricciones si sale de un altavoz, pero si sale de la garganta de un cantante o de las cuerdas de una guitarra está prohibida. Los conciertos reivindicativos que organiza el Ca Beleño para las fiestas de San Mateo, que contarán con artistas como Nacho Vegas, Stormy Mondays, Felpeyu y Rafa Kas, son totalmente legales pero no lo que han estado haciendo hasta ahora. "Será una especie de performance en la que el protagonismo lo tendrá el reproductor. Habrá que ver qué hacemos con la guitarra, si la tocamos al revés o usamos raquetas", cuenta Jorge Otero, voz y guitarra del grupo Stormy Mondays, encargados de cerrar el ciclo el lunes 21.

MÚSICA DE TOCADISCOS O DE CANTANTE DE ÓPERA

"Con esta acción buscamos llamar la atención de la gente y conseguir hacer ruido para que se cambie la ley", continúa Delgado. Su objetivo es añadir un simple matiz a esta norma: "Son tres palabras, que donde ponga música amplificada se añada o canto en vivo". Para lograr esto han puesto en marcha actividades paralelas como una petición en Change.org —Deja de prohibir la música en directo— en la que hacen una triple solicitud:

  • Que no se discrimine ni se persiga a los músicos ni a la música en directo
  • Que un bar con licencia para música amplificada pueda emitir música dentro de los límites de su licencia
  • Que no importe si la música sale de un tocadiscos, un cantante de ópera, un violinista o un grupo de música

Por ahora, casi 6.000 se han sumado a la causa y pretenden que con la acción que arrancan el viernes se sumen más y más. El siguiente paso será presentar su reivindicación ante la autoridades.

"Es una competencia exclusiva del principado de Asturias y el Ayuntamiento, aunque quieran, no puede hacer nada", explica Jorge Otero. "Lo único sería permitir que se incumpla la ley". De hecho, es más o menos lo que se ha estado haciendo hasta ahora. Delgado lo llama "una interpretación libre de la ley".

El Ca Beleño no había recibido ninguna advertencia hasta el pasado agosto, aunque sí otros lugares. "Me consta que ha habido locales que sí las han tenido, han cancelado el concierto, han esperado y después a escondidas han vuelto a celebrar eventos", continúa este propietario, que sospecha que hay una serie de intereses detrás: "De las asociaciones de vecinos, de las discotecas que sí pueden dar conciertos..."

Tanto Delgado como Otero se muestran optimistas y están convencidos de que su reivindicación ante el Principado saldrá adelante. La causa cuenta con apoyo de asociaciones de hosteleros, la Asamblea de Música de Oviedo o la Caja de Música de Gijón, además han notado el apoyo del consistorio ovetense. Cuando recibieron la denuncia, detrás de la que pensaba estaba el Ayuntamiento, Frankie Delgado se reunió con la vicealcaldesa Ana Taboada y el concejal de Urbanismo Ignacio Fernández que se mostraron comprensivos y dispuestos a darles apoyo. Además, tienen tienen otros ejemplos que se han conseguido: en octubre de 2014 la Junta de Castilla y León levantó un veto similar para permitir música en vivo en los bares de copas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: