INTERNACIONAL
08/10/2015 09:26 CEST | Actualizado 08/10/2015 09:26 CEST

El nacionalismo puede acabar con Europa otra vez

Las crisis que atraviesa Europa se expusieron en el Parlamento Europeo, y Angela Merkel y François Hollande, con su intervención conjunta, intentaron cerrar filas para afrontarlas...

"El nacionalismo es la guerra". La frase que pronunciara François Mitterrand en Estrasburgo durante la guerra de los Balcanes fue empleada por el presidente francés para exponer su temor a que "el nacionalismo acabe con Europa". Una advertencia que se evalúa de diferente manera.

Sigue leyendo después de la imagen.

El País considera que, en efecto, "el verdadero problema es el avance del nacionalismo y el populismo que amenazan con destruir Europa". Así se vio, señala, cuando tanto "Merkel como Hollande fueron insultados y calumniados en el hemiciclo". Hace referencia, como destaca Libération, a la intervención de Marine Le Pen, que calificó a Hollande de "vicecanciller" de Merkel.

No obstante, La Vanguardia y Le Figaro coinciden en sus editoriales en que "el mensaje fue de un claridad meridiana", pero que se quedó en "una lección de moral" porque no hubo medidas concretas. Merkel, que anoche fue entrevistada en la televisión ARD, reiteró su política de acogida hacia los refugiados porque "no está en nuestro poder precisar cuántos vienen a Alemania".

En Alemania, crece la sensación de que Merkel está vinculando su futuro político al de los refugiados, cuyas historias, con nombre propio, nos hablan de las dificultades que deben superar en su viaje...

Es la historia no contada de Saed Othman Mohamed, un kurdo iraquí a la búsqueda de una nueva vida en el país de sus admirados BMWs. Un hombre desesperado, nos cuenta The Guardian, que murió en una camioneta frigorífica en Austria.

Mejor suerte espera Hamzi, un adolescente sirio que se encuentra en Turquía: listo para emprender su viaje en un grupo, relata El País, formado por una madre y sus hijos y un desertor. Como él, hasta 3 millones de sirios pueden venir a Europa, titula de manera alarmista The Times, que considera que los bombardeos rusos van a acentuar la migración.

El New York Times analiza los retos de este éxodo para Siria, que se queda sin jóvenes, y para Europa, donde puede surgir una nueva subclase social.

Sigue leyendo después de la imagen.

En España, donde crece la preocupación por los refugiados, la precampaña avanza en medio de bailes y cábalas sobre futuros pactos tras las generales...

"Empieza el show electoral", anuncia Carmen del Riego en La Vanguardia, en una información en la que precisa que "en tres semanas, Rajoy lleva cinco inauguraciones, más que en los cuatro años", y que el baile de la vicepresidenta atiende a una estrategia. Ignacio Camacho, en su columna de ABC, habla de "Discópolis": "El problema -escribe- no está en el baile en sí mismo, claro, sino en su uso oportunista para camuflar la ausencia de un relato".

O la falta de valor, a juicio de Josep Ramoneda que, en El País, reprocha al líder del PSOE estar atenazado por los miedos y no aprovechar el inmovilismo que le brinda el inmovilismo de Rajoy. "¿Quién le ha hecho creer que el país es tan conservador?". Y parece que no, porque el CIS arroja que "los pactos de izquierda cuentan con el respaldo de los ciudadanos".

La cautela preelectoral tuvo ayer un hecho significativo en Euskadi con la frustrada iniciativa del PP vasco...

"La dirección del PP debilita a Quiroga al obligarla a retirar su ponencia de paz", considera El Correo, que explica que "Cospedal, Maroto y Alonso presionaron para que no renunciara a la condena de ETA".

Pero en el País Vasco preocupa el debate abierto sobre el cupo cuestionado por Susana Díaz, como señala ABC que, además, cuenta que la presidenta andaluza y Zapatero departieron a solas durante más de dos horas al término de la conferencia que les reunió en Sevilla.

Dos entrevistas, dos personalidades y dos afirmaciones que hacen reflexionar...

El excura Charamsa, que el pasado fin de semana reveló su homosexualidad, asegura en La Vanguardia: "El porcentaje de homosexuales en la Iglesia es más alto que en la sociedad".

En Der Spiegel se explica Jean Goodall, la antropóloga que encarnó Sigourney Weaver en la gran pantalla: "Incluso los chimpancés entienden la sostenibilidad".

Y para terminar, el tuit de esta mañana...

La Nancy emigra a Londres. La famosa muñeca española de Famosa, nos cuenta Cinco Días, hace las maletas tras un acuerdo con una empresa británica para que ésta distribuya en exclusiva Nenuco, Pin y Pon y Nancy en el Reino Unido e Irlanda desde 2016.

NUEVOS TIEMPOS