POLÍTICA
24/11/2015 13:15 CET | Actualizado 24/11/2015 13:15 CET

La OCDE afea a España la falta de evaluaciones a los profesores

ISTOCK

La OCDE aviva el debate. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos subraya que los profesores de los centros públicos en España, que suponen aproximadamente el 70% del total de los docentes, son evaluados para acceder a la profesión, pero no después de forma regular como ocurre en la mayoría de los países.

Es uno de los principales puntos destacados sobre España por este organismo de cooperación internacional en su informe Panorama de la Educación 2015 -"Education at a Glance"-, dado a conocer este martes. De los 34 países de la OCDE, sólo en España, Italia, Irlanda e Israel no se requiere una evaluación regular del funcionamiento de los profesores después de haber accedido a la profesión.

Un mal resultado en esas evaluaciones periódicas tiene consecuencias para los docentes, la más común es la necesidad de una evaluación posterior (en dieciséis países) y la formación obligatoria (en diez países). Incluso en once países la evaluación regular del profesorado afecta al salario del profesor.

(Sigue leyendo después de la encuesta...)

"El seguimiento y valoración de los docentes es fundamental para mejorar las escuelas y los entornos de aprendizaje, progresar en su carrera profesional, asumir nuevos roles y responsabilidades y premiar la enseñanza eficaz", señala el informe.

EN PLENO DEBATE ABIERTO POR MARINA

El estudio de la OCDE coincide en el tiempo con el debate abierto en España después de que el Ministerio de Educación haya encargado al filósofo y pedagogo José Antonio Marina la elaboración del borrador del Libro Blanco del profesor o Estatuto Docente. Precisamente Marina sostiene en su blog que "no sólo se puede evaluar -a los docentes-, sino que se debe hacer".

Marina propone siete parámetros para evaluar a un profesor: portfolio profesional o documentación sobre su trayectoria académica y profesional; aprovechamiento pedagógico del alumno, no la nota; opinión del alumno; observación del profesor en el aula (cómo da clase, cómo se relaciona con el alumno); relación que mantiene con los padres de los alumnos; modo de colaborar con el resto de profesores del centro y calidad del centro.

Marina propuso que la retribución de los docentes pueda depender, en parte, de los resultados de los alumnos y de los centros en evaluaciones, pero teniendo en cuenta el contexto sociocultural en el que se encuentran para evitar que se produzca segregación en el alumnado y un sistema de distintas velocidades.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'