NOTICIAS
14/12/2015 17:45 CET | Actualizado 14/12/2015 17:46 CET

El riesgo de preguntar a alguien tras ocho derrotas seguidas: "Esto es una mierda"

El Movistar Estudiantes no está para fiestas después de caer en casa ante el MoraBanc Andorra este fin de semana. Una sola victoria en nueve encuentros le relega a penúltima posición en la clasificación de la Liga Endesa. Malos tiempos para un histórico del baloncesto español.

Tras el partido ante el conjunto andorrano, en el vestuario colegial se pudo recoger uno de los testimonios más emotivos y tristes del deporte. El escolta vasco Darío Brizuela, uno de los referentes del equipo a sus escasos 21 años, declaró estar "harto de perder" y que prefería no jugar o que lo echasen del equipo si eso se iba a traducir en alguna victoria.

¿Aún no conoces El HuffPost Deporte en Facebook? ¡ÚNETE!

Estoy harto de perder. Con ganar 1-0 con un tiro libre me vale

"Me da igual (su buena actuación personal), ojalá no jugara nada, ojalá me echaran y ganásemos partidos. La sensación que tengo es una mierda que no puedo con ella, tengo ganas de meterme en casa y no salir de ahí. Estoy harto de perder. Con ganar 1-0 con un tiro libre me vale", dijo desesperado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR