NOTICIAS
30/03/2016 16:32 CEST | Actualizado 06/03/2018 01:53 CET

Uber en Madrid: ¿Qué es? ¿Cómo se usa?

REUTERS

La plataforma Uber vuelve a operar en España desde este miércoles, después de 15 meses de actividad suspendida. "Miles de españoles usan Uber para moverse en ciudades de todo el mundo y, a partir de hoy, podrán hacerlo también en Madrid", ha anunciado el manager general de la empresa para el sur de Europa.

La empresa vio suspendidos sus servicios de forma temporal por la justicia el 31 de diciembre de 2014. Ahora regresa con varios cambios y "tiene en mente" operar en Valencia o Barcelona. ¿Qué es ésta plataforma y qué ofrece?

¿Qué es Uber?

Es un servicio de transporte por encargo a través de una aplicación de smartphone o tableta. Con sede en San Francisco, fue creada en 2009 y comenzó a operar en EEUU y París en 2011; un año después, se puso en marcha en Toronto y Londres.

Tiene seis servicios diferentes, en función de la calidad del coche, de su capacidad y del conductor (profesional o particular). En Madrid se ha lanzado el más común y económico, uberX, que conecta con conductores profesionales que operan vehículos con licencia VTC (Autorización de arrendamiento de vehículos con conductor ). Está disponible en iOS, Android, Blackberry 7 y Windows Mobile.

Uber utiliza un algoritmo para regular subidas de precios que responden a la oferta y demanda del momento, lo que reduce tiempos de espera hasta un máximo de cinco minutos: desvían demanda a otros servicios, en ese instante más baratos, y aumenta la oferta, al haber más conductores interesados ante la posibilidad de mayor ganancia.

¿Cuánto cuesta?

Según la compañía, Uber permite un ahorro medio respecto a las alternativas tradicionales de transporte "de un 30% en los trayectos más habituales y de hasta un 40% en viajes al aeropuerto". No hay tarifa de inicio de servicio (en taxi es de 2,40 euros, como mínimo) ni una tarifa por llegar o salir del aeropuerto (30 euros en taxi).

Tampoco hay suplementos por nocturnidad, por cambiar de zona, por coger el vehículo en una estación o intercambiador ni por fechas especiales. El precio por kilómetro recorrido con Uber es superior al de los taxis tradicionales, pero el precio por tiempo es menor. Ideal para trayectos cercanos, pero no para distancias largas.

Sus tarifas preestablecidas son:

  • Por minuto: 0,10 euros
  • Por kilómetro: 1,20 euros
  • Tarifa mínima por trayecto: 5,00 euros
  • Cuota de cancelación: 5,00 euros

Para ir al aeropuerto:

  • UberX 20 euros
  • Cabify 25 euros
  • Taxi tradicional 30 euros

Consulta aquí sus tarifas preestablecidas y estimación por trayecto

¿Cómo se usa?

El servicio puede solicitarse desde cualquier punto de la ciudad a través de la aplicación de Uber. El usuario debe descargarla, crear una cuenta con su nombre y apellidos, dirección de email, y añadir el método de pago. Este miércoles, la app te avisará de que es el primer día que opera y que la demanda está por las nubes.

Para iniciar el viaje, una vez registrado, basta indicar el punto de recogida y de destino, y la aplicación, gracias al sistema de localización inteligente, lo comunica al conductor más cercano.

Antes de pedirlo, se puede mirar una tarifa aproximada de lo que costará el trayecto.

Mostrará los minutos que quedan para que el vehículo llegue a la recogida y toda la información del conductor y del vehículo.

Llegado al destino, el trayecto acaba sin necesidad de ninguna gestión adicional ni de pago, ya que el viaje se carga directamente al usuario a través del método de pago que indicó. El cliente recibe inmediatamente por email un resumen de su trayecto y puede descargar su factura en la web de Uber.

¿Es seguro?

Cuando se asigna un conductor, el pasajero puede ver todos sus datos para saber por anticipado quién le recogerá. Ya en el vehículo, el cliente puede compartir con amigos y familiares la hora de llegada aproximada del viaje.

Al llegar, el cliente puede ponerle nota al conductor y dejar un comentario anónimo sobre el viaje, y él o ella puede hacer lo mismo, lo que permite controlar el comportamiento de los empleados y prohibir el empleo de la app a los clientes que no cumplan el código de comportamiento de Uber.

Desde la recogida hasta la llegada, cada viaje está cubierto por un seguro que protege a todos los ocupantes del vehículo. Las tarifas se cargan automáticamente a la tarjeta de crédito del pasajero. Así, ambas partes evitan el riesgo de llevar dinero encima y no tienen que preocuparse por conseguir cambio.

Uber utiliza una tecnología que permite que los números de teléfono sean anónimos para garantizar la confidencialidad de los contactos. Así, la información personal seguirá siendo privada en las llamadas o SMS entre conductores y pasajeros.

¿Quién puede ser conductor?

Cualquier persona mayor de 21 años registrada como conductor profesional y como autónomo. Los conductores deberán cumplir diversos requisitos, además de disponer de un vehículo con licencia. Uber comprobará que los antecedentes penales del conductor, la ficha técnica del vehículo y la vigencia del seguro.

Los conductores eligen cuándo, dónde y durante cuánto tiempo quieren conectarse a la plataforma, y muchos de ellos combinan su uso con otros servicios tradicionales u otras plataformas. Uber no exige exclusividad ni un uso mínimo de la aplicación.

¿Dónde opera?

Uber se encuentra en todos los continentes. Entre los países en los que está presente están EEUU, Colombia, Brasil, Perú, Uruguay, Chile y, recientemente, Argentina. En Europa se disfruta en todos los países, aunque con limitaciones en los Países Bajos y Alemania, similares a las que encontró en España.

Allá donde ha desembarcado, ha habido protestas y huelgas de taxistas, alarmados por lo que consideran intrusismo profesional y competencia desleal. Uber tiene problemas en países con una legislación de transportes restrictiva o exigente.

La empresa tiene prohibido ofrecer sus servicios en una ciudad y un estado de EEUU, en tres ciudades indias y una japonesa. Supuestamente, tampoco puede operar otras tres ciudades indias, en la capital de Sudáfrica, en Queensland (Austrlia) ni en Taiwán, pero Uber ha hecho caso omiso de las resoluciones judiciales en estos lugares.

Corea del Sur y varias ciudades de EEUU han suspendido la actividad de Uber temporalmente, como hizo España. En dos ciudades australianas, en Bruselas (Bélgica), en Holanda y en Alemania, continúa en activo pero con restricciones.

¿Que pasó en España y por qué vuelve ahora?

Uber comenzó a operar en España en abril de 2014. Primero llegó a Barcelona, después se extendió a Madrid en septiembre y a Valencia en octubre.

La plataforma suspendió su actividad el 31 de diciembre de 2014, después de nueve meses de funcionamiento en los que se sucedieron numerosas movilizaciones de taxistas y multas a los conductores y a la empresa, algunas de ellas tramitadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

La empresa cumplía con una orden de cese cautelar de la actividad dictada por el Juzgado de lo Mercantil el 9 de diciembre, tras una denuncia de la Asociación Madrileña del Taxi por competencia desleal, al considerar que sus conductores carecían de autorización administrativa para desarrollar su labor.

Uber ha criticado la regulación española del transporte, que considera de las "más restrictivas de Europa". A finales de 2015, avanzó que retomaría su actividad en España con su servicio uberX, que sólo emplea a conductores profesionales que disponen de una licencia VTC.

Este permiso obliga a cumplir una serie de requisitos, como disponer de un vehículo con una longitud mínima de 4,7 metros y una capacidad máxima de 9 plazas, un seguro de responsabilidad limitada y una antigüedad máxima de 8 años desde la primera matriculación.

¿Optarás por Uber, ahora que ha vuelto, o por otro servicio, alternativo o no, de transporte? ¡Vota en nuestra encuesta!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA