ECONOMÍA
31/08/2017 16:38 CEST | Actualizado 31/08/2017 16:45 CEST

Madrid, Barcelona y Gerona repiten como las ciudades con bonos de autobús urbano más caros

La tarjeta mensual oscila entre los 54,60 euros de Madrid y los 22,05 euros de Salamanca.

EMT

Madrid, Barcelona y Gerona repiten este año como las ciudades con los bonos de autobús urbano más caros de las 38 analizadas por FACUA-Consumidores en Acción. El estudio pone de manifiesto que en lo que va 2017, solo cuatro de ellas -Valencia, Valladolid, Granada y Cuenca- han aplicado subidas en alguna de sus modalidades de viaje.

Viajar en autobús cuesta actualmente una media de 0,79 euros si se utiliza un bonobús o tarjeta recargable con transbordo.

Según el estudio, viajar en autobús cuesta actualmente una media de 0,79 euros si se utiliza un bonobús o tarjeta recargable con traNsbordo, solo un céntimo por encima de la tarifa media registrada por la asociación en su análisis de 2016.

SUBIDAS

Los cuatro viajes de bono con trasbordo que han experimentado subidas han sido el de Granada, que ha pasado de 0,79 a 0,85 euros (7,6%), el de Cuenca, de 0,58 a 0,63 euros (8,6% más caro); el de Valencia, de 0,80 a 0,85 euros (sube un 6,2%) y el de Valladolid, de 0,70 a 0,75 euros (sube un 7,1%).

El trayecto con esta tarjeta más caro es el de Madrid (1,83 euros), seguido por el de Gerona (1,07) y Barcelona (1,00 euro). Por contra, los viajes más baratos son el de Logroño (0,53 euros), Salamanca (0,59) y Toledo (0,60). La diferencia en las tarifas usando el bono con trasbordo alcanza el 245%.

Los trayectos pagados con bonos sin trasbordo cuestan de media 0,80 céntimos.

Por otro lado, los trayectos pagados con bonos sin trasbordo, ofrecidos en nueve de las ciudades analizadas, cuestan de media 0,80 euros. El precio de cada viaje con este tipo de bono más caro sigue siendo el de Madrid (1,22 euros) y el más económico el de Lugo (0,45), igual que el año pasado. La diferencia en este caso llega hasta el 171%.

AOL

BILLETE SENCILLO

Por otro lado, el billete sencillo cuesta hoy una media de 1,25 euros, prácticamente el mismo dato que el año pasado, cuando la cifra era de 1,23 euros. El precio más alto se localiza de nuevo en Barcelona (2,15 euros) frente al más bajo, ofrecido en Lugo (0,64). La diferencia es del 236%.

Respecto al año anterior, el univiaje ha subido en Valladolid (de 1,40 a 1,50, un 7,1%), Cuenca (de 1,05 a 1,20 euros, un 14,3%) y Granada, que experimenta la subida más alta: de 1,20 a 1,40 euros, un 16,7%.

Al ser el billete sencillo una modalidad que utilizan normalmente usuarios no habituales, la asociación considera razonable que su precio sea disuasorio, ya que debe primarse a quienes apuesten por el transporte público. FACUA entiende que estos títulos de viaje deben servir para ayudar a sufragar el conjunto del sistema.

TARJETA MENSUAL

En cuanto al precio de la tarjeta mensual (en la mayoría de casos ilimitada), la ofrecen 26 de las ciudades encuestadas y su valor oscila entre los 54,60 euros de Madrid y los 22,05 euros de Salamanca. El precio medio extraído teniendo en cuenta todas ellas es de 37,97 euros, un 1,9% superior a los 37,27 euros de 2016 (cuando lo ofrecían 26 ciudades también).

El valor de la tarjeta mensual oscila entre los 54,60 euros de Madrid y los 22,05 euros de Salamanca.

Sevilla va a poner en marcha en septiembre una nueva tarjeta para estudiantes con unprecio de 19 euros mensuales, o 190 si se saca para todo el curso académico. Este nuevo bono sustituye a la antigua tarjeta universitaria y ahora podrá beneficiarse de ella cualquier estudiante, ya sea de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato, Educación para Adultos, Educación Especial, quitándose así el requisito de ser universitario.

Otra ciudad que estrena bono mensual es Alicante. Por un precio de 15 euros, esta tarjeta ofrece viajes ilimitados durante 30 días naturales para todos aquellos empadronados en ella de manera ininterrumpida por un periodo superior a un año, y cuya edad esté comprendida entre los cinco y los 30 años.

La asociación critica que haya ciudades donde no existan bonos, tarjetas monederos o recargables sólo para la zona urbana, teniendo que soportar los consumidores precios más elevados al permitir un transporte interurbano y/o comarcal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

SOMOS LO QUE HACEMOS