TENDENCIAS
11/10/2017 18:41 CEST | Actualizado 12/10/2017 10:42 CEST

Las ventajas de celebrar una boda en otoño (y son muchas)

Si cada vez más parejas eligen esta temporada para darse el 'sí, quiero'... por algo será.

¿Una boda en otoño? ¡Sí, quiero!
Getty Images/iStockphoto
¿Una boda en otoño? ¡Sí, quiero!

En verano hace mucho calor, en invierno demasiado frío, en primavera estás con la alergia y en otoño... ¿qué inconveniente le encuentras a esta maravillosa época del año para que no le digas "sí, quiero" a organizar un bodoño (híbrido entre boda y otoño)? Pero, además del tiempo, hay muchas otras variables con las que podemos convencerte de que no hay mejor época del año para sellar tu amor que el otoño. Allá van.

Cero grados (ni frío ni calor)

Temperatura media aproximada de unos 16 grados centígrados y con escasas precipitaciones. Con eso te lo decimos todo.

Vestidos de novia que estilizan más

Una manga francesa y unos tejidos un poco más firmes y menos vaporosos que los propios del verano, nos hacen lucir en todo nuestro esplendor. Esto es así.

Cásate donde tú quieras (pero de verdad)

A partir de octubre las agendas de los sitios más deseados por los futuros novios se vacían. ¿Y eso qué quiere decir? Pues que no solo podrás elegir fecha, sino que también podrás ahorrarte unos eurillos.

Aforo completo

El 99,9% de vuestros invitados acudirá a vuestro enlace. ¿Por qué lo sabemos? Porque el 99,9% de los seres humanos se coge las vacaciones en julio, agosto y primeros de septiembre. Por cierto, los que no quieran acudir a vuestro enlace tendrán que ser bastante creativos con la razón por la que rechazan vuestra invitación de boda.

Un banquete y una barra libre (mucho) más económicos

Está científicamente comprobado que en verano comemos y bebemos más. Básicamente porque con el buen tiempo se nos abre el apetito. ¿Y qué pasa en otoño? Pues que llegamos de las vacaciones hartos de mojitos, piñas coladas, paellas y helados. Además, la mayoría de tus invitados habrá vuelto a sus respectivas dietas y no querrán tirar la toalla tan pronto, déjales por lo menos llegar a Navidad.

Será un evento MUY especial para tus invitados

Una boda fuera de temporada es un regalo. Mientras que en verano vas a una boda detrás de otra y a veces no eres capaz de recordar quién se casa, los enlaces outsiders son los mejores. Cuando ya estás deprimido porque se han acabado los festivales, los viajes y las vacaciones, ¡aparece tu boda!

NOTICIA PATROCINADA